DF y Monterrey malgastan su potencial turístico: Sectur

Son las ciudades con el mayor presupuesto e infraestructura; sin embargo, ofrecen poca diversidad y les afecta la inseguridad, advierte la dependencia.
Aprovecharon el buen clima.
Paseo Santa Lucía, área metropolitana de Monterrey. (Marilú Oviedo)

México

La Ciudad de México y Monterrey son las principales urbes del país, con los mayores presupuestos en obras y complejos; sin embargo su industria turística se encuentra estancada, con poca diversidad de productos y afectada por la inseguridad.

Estas deficiencias las encontró la Secretaría de Turismo (Sectur) en la serie de estudios llamada Agendas de Competitividad.

En el caso de la Ciudad de México, detalló que su oferta turística, que va desde cuestiones culturales hasta turismo de placer, no está lo suficientemente bien estructurada para promover un mayor gasto del viajero.

La capital del país recibió en 2014  más de 2.5 millones de visitantes extranjeros, quienes gastaron casi mil 800 millones de dólares.

Sectur señaló que “no se ha aprovechado la gran riqueza medioambiental que tiene el DF ni se ha promovido el mercado ecoturístico”.

De esta forma, se expresó en el documento, el destino debe diversificar su mercado internacional e identificar nuevos segmentos que tengan potencial.

Más de un tercio de los visitantes extranjeros llegaron al DF de Estados Unidos (35.6 por ciento), 33.3 de América Latina, 20.1 de Europa, 5.0 de Asia y 3.3 de Canadá, mientras que de otras regiones quedó 2.7 por ciento.

A pesar de estas cifras, Sectur informó que la promoción de la Ciudad de México no ha logrado tener un impacto en el mercado objetivo, principalmente en los viajeros extranjeros.

En el estudio se indicó que tras una encuesta, encontró que 45 por ciento no recuerda un promocional del DF.

Por ello, “en lo que respecta a la llegada de turistas internacionales, su crecimiento se ha estancado, al igual que la derrama económica que genera la actividad”, señaló Sectur.

Añadió que a escala internacional, la competitividad del DF está por debajo de Nueva York, Hong Kong, Londres, Los Ángeles y Madrid.

La realización de las 44 Agendas de Competitividad tiene como principal objetivo mejorar la actividad en el mismo número de destinos y encontrar proyectos de infraestructura para elevar su potencial en el sector.

Dentro del estudio del DF se encontró que otro de sus problemas es que “los empresarios turísticos sienten un ambiente poco favorable para hacer negocios, especialmente por la inseguridad y la normatividad existente”.

Algunos cambios que se proponen en normatividad es la simplificación de trámites de restaurantes y bares, incrementar la deducibilidad en el consumo de alimentos pagados con tarjetas de crédito y promover la figura de asociaciones público-privadas para impulsar inversiones.

En el caso de Monterrey, se indicó que su principal problema es su concentración en el turismo de reuniones, pese a tener potencial para desarrollo el mercado de placer y aventura.

“No existe suficiente proyección para la diversidad de segmentos con los que cuenta la zona metropolitana y esta encasillada como zona turística de reuniones”, señaló.

Debido a este escenario, el turista, tanto nacional como extranjero, desconoce la diversidad de oferta y la estacionalidad de la zona.

Sin embargo, el escenario es aún más complicado, ya que la infraestructura del turismo de aventura en Monterrey es “pobre” y con personal falto de capacitación.

En 2014 casi 1.8 millones visitaron Nuevo León desde el extranjero, siendo Monterrey el principal destino estatal. 

Sectur señaló que una de las razones de esta deficiencia es los daños que ocasionaron los recientes acontecimientos naturales a la infraestructura carretera que convergen a estos sitios.

Cabe recordar que en 2010 Monterrey fue afectada por el huracán Alex, que provocó el desbordamiento de los ríos cercanos causando daños a la infraestructura vial  y residencial.

El gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, calificó a Monterrey y municipios cercanos de “destruidos”.

Aunando a este aspecto, la Sectur detectó una apatía o desestimación de la importancia de la actividad turística en el destino por parte de las personas que tienen contacto directo con el sector como la población en general.

“(La gente) no considera importante al turista, no tiene conciencia de la hospitalidad, no presta ayuda o da información y asistencia a los desconocidos, esto puede estar relacionado, o como consecuencia de la situación de violencia en los últimos años”, indicó la dependencia.

Asimismo, se encontró que la misma población de Monterrey desconoce los atractivos turísticos existentes, “es decir, no ve prioritario ser turista en su propio estado”.

Incluso, Sectur informó que en la ciudad no existen tour operadores que apoyen en la promoción del destino.

La dependencia señaló las empresas del sector han reducido su personal ante la baja demanda de viajeros y al igual han reducido las horas de capacitación de sus empleados, lo que disminuye la posibilidad de mejorar el servicio y atención al turista.

Otro aspecto que agrava el escenario en este destino, es que se percibió un ambiente hostil entre las cámaras y asociaciones empresariales, por lo que no consideran importante una coordinación en conjunto.

Como ejemplo, explicó que “la Asociación de Hoteles en Nuevo León considera que el aportar el impuesto de hospedaje (2 por ciento) como fondo para la promoción del destino turístico le permite decidir y controlar los movimientos del mismo, cuando en realidad esto debería ser un trabajo en equipo; la Canirac, por su parte, no considera importante la opinión de las asociaciones y los centros recreativos; casinos y centros comerciales se mantienen al margen de la promoción turística y solo se concentran en darse a conocer con la población local”.  



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]