Cydsa espera concretar proyecto para almacenar gas LP

El servicio sería proporcionado a Pemex, pero también hay la intención de poderlo hacer con gas natural.
Existe la intención de poderlo hacer con gas natural, informaron los directivos.
Existe la intención de poderlo hacer con gas natural, informaron los directivos. (Foto: Roberto Alanís)

Monterrey

Cydsa espera concretar hacia la segunda mitad del año el contrato con Pemex que permitiría desarrollar el primer proyecto en México de almacenamiento de gas LP, un nicho de negocio que apenas inicia en el país y cuyo mercado los directivos ven con un alto potencial para desarrollarse en el mediano y largo plazo.

El almacenamiento de combustibles tiene 60 años de utilizarse en el mundo. Este esquema es hasta siete veces más barato que colocarlo en esferas, y ofrece cinco días de inventario.

Tomás González Sada, presidente del Consejo de Administración; y Alejandro von Rossum Garza, director general de la división Química del grupo, explicaron que éste sería un servicio proporcionado a Pemex para almacenar gas LP, pero también hay la intención de poderlo hacer con gas natural.

La inversión para esta primera caverna oscilaría entre 100 a 110 millones de dólares y tendría una capacidad de almacenaje de 2.5 millones de barriles.

El pozo de almacenamiento está ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz, y abastecería principalmente a la zona sur del país, donde hay una alta demanda por este combustible.

El empresario mencionó que esperarán hasta que se dé la aprobación de las leyes secundarias para el sector energético, y así definir su probable participación, en tanto, dijo que no tienen ningún proyecto en cartera para ese sector.

En conferencia de prensa, Von Rossum Garza explicó que el proyecto de las cavernas para almacenar gas LP es independiente a la apertura del sector energético, dado que tienen tiempo de estar en pláticas con la paraestatal.

Indicó que a la fecha, se han terminado dos pozos con posibilidad de extraer salmuera y presentan un avance importante para ser utilizados posteriormente en el almacenamiento subterráneo de hidrocarburos.

"Éste es un proyecto que se trae desde hace tiempo y en este momento presenta un avance importante. En diciembre del 2013 Cydsa presentó a la Comisión Reguladora de Energía, la solicitud formal para desarrollar el primer proyecto en México dedicado al almacenamiento subterráneo de gas LP, se espera que pueda iniciarse a proporcionar el servicio de almacenamiento subterráneo a mediados del 2016", indicó González Sada.

El director de la división Química del Grupo Cydsa mencionó que la visión que tienen hacia el futuro es centrar este negocio en la parte sur del país donde hay una gran necesidad de suministro de este combustible, además comentó que Pemex les ha manifestado el interés de también almacenar gas natural.

González Sada dijo que en este año la compañía invertirá unos 150 millones de dólares en diversos proyectos vinculados al mantenimiento de las plantas, al aumento de la capacidad instalada de producción de sal evaporada, entre otros.

"Este proyecto se encuentra en la planta productora de sal evaporada, ubicada en Coatzacoalcos, Veracruz, y el objetivo, añadió es aumentar la capacidad productiva nominal de 400 mil a 570 mil toneladas anuales, con lo cual esta planta se convierte en la mayor productora de sal evaporada en el Continente Americano".

Energéticos caros 'golpean' a Cydsa

Ayer, la compañía envió a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) su reporte financiero al primer trimestre del año, en donde destaca que el incremento en las cotizaciones del gas natural y la energía eléctrica, así como la reducción de los precios internacionales de la sosa cáustica impactaron negativamente la utilidad bruta, la utilidad de operación y al UAFIRDA (EBITDA).

Cydsa registró una utilidad de operación (UAFIR-EBIT) de 190 millones de pesos acumulada a marzo del 2014 representando el 15.3 por ciento de las ventas.

Las ventas netas consolidadas de Cydsa para el primer trimestre alcanzaron mil 246 millones de pesos, lo que significa un incremento de 3.3 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior.