Cumple Rastro Municipal observaciones de Cofepris

Sin fecha aún el funcionamiento del nuevo mercado de carnes

Tehuacán

Personal de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) realizó una visita de supervisión al rastro municipal y pidió al personal responsable de este lugar, la corrección de varias observaciones que fueron hechas.

El secretario de servicios públicos municipales, Sergio Martínez Gálvez, informó que con el objetivo de evitar que algún tipo de patógeno pudiera contaminar la carne que ahí manejan, les pidieron mejorar algunos procedimientos.

Esta revisión fue realizada en julio, donde les indicaron que era necesario colocar mosquiteros en las ventanas que tenían contacto con la intemperie; en el área de matanza colocaron rejas con ello evitar que personas ajenas a ese inmueble que anteriormente transitaban libremente sin ningún tipo de control, solo con la justificación de ver que no les cambiarán las reses que llevaban para el sacrificio.

Ingresaron una hidrolavadora para tener mayor control en el lavado e higiene del lugar; además realizaron el cambio de dos planchas de concreto, subsanando con ello las observaciones.

Al platicar con los tablajeros sobre las medidas a desarrollar, encontraron el apoyo de ese gremio considerando que era apropiado para mantener la higiene en el lugar.

Martínez Gálvez puntualizó que el rastro actual va a seguir funcionando igual, el tiempo va a depender de la nueva administración quien tendrá a su cargo finalizar la obra del mercado de carnes ubicada en San Marcos Necoxtla, donde en este periodo realizaron la primera parte que corresponde a la estructura.

Quedará pendiente el equipamiento para el manejo de cárnicos, así como la maquinaria para evitar la contaminación del aire como son los incineradores y biodigestores.

Aumenta consumo de carne

En otro orden, informó que en la temporada decembrina hay un aumento en la matanza del ganado porcino, de un 40% que representa unos 800 animales, considerando que el sacrificio promedio es de dos mil cerdos al mes.

El incremento en el sacrificio ocurre en los meses de mayo, julio, septiembre y diciembre, mientras que en Semana Santa se presenta una baja en el consumo.