Cuesta al SAT 15.4 mil mdp récord en padrón del RIF

Desde que se sustituyó el Repeco, con la implementación de la reforma hacendaria en 2014, la base de pequeños causantes creció 14 por ciento, según informe de la Secretaría de Hacienda.

México

El régimen de incorporación fiscal (RIF), dirigido a microempresarios y trabajadores en la informalidad, alcanzó el récord de 4 millones 409 mil 591 contribuyentes al cierre del primer semestre de 2015. Y en este mismo periodo el SAT otorgó estímulos fiscales por 15 mil 402 millones de pesos para su incorporación.

Desde que el RIF sustituyó al régimen de pequeños contribuyentes (Repeco), con la implementación de la reforma hacendaria en 2014, logró elevar en 14 por ciento el número de nuevos contribuyentes en su padrón.

Sin embargo, en la primera mitad de este año solo logró recaudar mil 864 millones de pesos, según el Informe Tributario y de Gestión del segundo trimestre de 2015.

Hacienda otorga este año a los contribuyentes del RIF una condonación de 100 por ciento en el impuesto sobre la renta (ISR) en su primer y segundo año, así como el IVA y el impuesto especial sobre productos y servicios (IEPS), además de un descuento de 50 por ciento en contribuciones a la seguridad social.

En el primer semestre de 2015, el SAT otorgó 15 mil 402 millones de pesos en estímulos, de los cuales 12 mil 191 millones correspondieron al concepto de ISR, 3 mil 63 millones a IVA y 149 millones a IEPS.

A pesar de la entrega de esos estímulos fiscales para aumentar la base de contribuyentes y disminuir la informalidad, el SAT precisó en su último informe de gestión del primer semestre que el padrón de contribuyentes creció 13 por ciento y en lo que va del sexenio aumentó 29 por ciento.

Iniciativas como el RIF lograron que el padrón con el crecimiento más sobresaliente fuera el de las personas físicas, ya que en junio de 2015 este apartado creció 30 por ciento anual, y en el segundo trimestre del año se incorporaron 953 mil 492 nuevos contribuyentes.

Además, los ingresos tributarios se ubicaron en un billón 226 mil millones de pesos, lo que representó un monto superior a lo establecido en la Ley de Ingresos 2015 por 229 mil millones de pesos; el gravamen con mayor crecimiento fue el cobro de ISR, el cual aumentó 22 por ciento en los primeros seis meses del año respecto al mismo lapso de 2014.

Asimismo, el número de facturas emitidas en el primer trimestre de 2015 aumentó 5 por ciento anual, al alcanzar 2 mil 651 millones.

Este dato representó una desaceleración respecto a 2014, cuando en el mismo periodo aumentó la emisión de facturas en poco más de 50 por ciento, al ponerse en marcha las nuevas disposiciones de la reforma hacendaria para la emisión de factura electrónica.

El informe del SAT también destaca el aumento de contribuyentes. En el primer semestre el dato se ubicó en 49 millones 619 mil 966 registros activos, un crecimiento de 13 por ciento en comparación con junio de 2014.

En dicho periodo las devoluciones totales de impuestos aumentaron 21 por ciento anual, al alcanzar 174 mil 557 millones de pesos en los primeros seis meses de 2015.

Los repuntes de contribuyentes, pago de impuestos y devoluciones fueron atribuidos por el SAT al mejoramiento de los sistemas para presentar declaraciones anuales “con mayor facilidad”.

***

Se estanca la inversión pública

La inversión pública se desaceleró en la primera mitad del año, al crecer solo 0.4 por ciento y ubicarse en 408 mil 674 millones de pesos, de acuerdo con la última actualización de las Estadísticas de Finanzas Públicas de la Secretaría de Hacienda.

Ese tipo de inversión es fundamental para la economía, debido a que genera un valor agregado —a diferencia del gasto corriente—, al aumentar la productividad mediante la construcción de infraestructura en el país.

El gasto en abastecimiento de agua potable y alcantarillado cayó 27 por ciento, quedando en  13 mil 436 millones de pesos (mdp), una caída de 4 mil 358 millones.

A ese apartado le sigue una caída de 10 por ciento en la inversión pública del sector educativo, ya que se canalizaron 9 mil 455 mdp, 700 millones menos que los 10 mil 155 millones del mismo periodo de 2014. Esta es la segunda baja anual consecutiva, ya que en 2014 el gasto en este rubro cayó 7 por ciento en el periodo enero-junio.

Además, el apartado de “otros” servicios cayó 9 por ciento anual en los primeros seis meses del año, al ubicarse en 125 mil 188 millones de pesos; en tanto que en el sector eléctrico disminuyó el gasto 1.3 por ciento, al ubicarse en 15 mil 863 millones.

El gasto en inversión pública tuvo un aumento de 11 por ciento en el apartado de salud, al ubicarse en 6 mil 673 mdp; seguido de 10 por ciento anual en comunicaciones y transportes, rubro que alcanzó una inversión de 38 mil 327 mdp; así como un repunte en el sector de hidrocarburos de 8 por ciento anual, que reportó una inversión de 199 mil 731 millones de enero a junio.

El gobierno tuvo que recortar este año 124 mil millones de pesos al presupuesto, ante el desplome de los ingresos petroleros, y propuso ejercerlo en gasto corriente y servicios personales.

(César Barboza/México)




[Dé clic sobre la imagen para ampliar]