Crudo barato y ajuste en costos dan empuje a Air France-KLM

La aerolínea francoholandesa registró una utilidad neta de 118 millones de euros el año pasado, en comparación con una pérdida de 225 millones de euros en 2014.
Uno de los vuelos de la empresa francoholandesa.
Uno de los vuelos de la empresa francoholandesa. (Shutterstock)

Corresponsal de transporte

Air France-KLM logró su primera utilidad neta anual en más de cuatro años, gracias a que el combustible más barato y los continuos recortes de costos ayudaron a mejorar el rendimiento.

La aerolínea francoholandesa, que batalla con sindicatos al igual que con la creciente competencia de sus rivales de bajo costo y del Medio Oriente, registró una utilidad neta de 118 millones de euros el año pasado, en comparación con una pérdida de 225 millones de euros en 2014.

Las ganancias antes de interés, impuestos, depreciación y amortización de todo el año fueron de 2 mil 450 millones de euros, frente a mil 590 millones de euros del año anterior. Los ingresos del periodo aumentaron a 26 mil millones de euros gracias a un mayor número de pasajeros.

La línea aérea, de la que el gobierno francés es propietario de 16 por ciento, se convirtió en el último grupo en aumentar las utilidades a consecuencia del menor costo energético, lo que le permitió ahorrar 450 millones de euros en su factura de combustible para aviones en 2015. Los precios baratos de los hidrocarburos y la creciente demanda de los pasajeros ayudaron incluso a la aerolínea europea con más dificultades durante los meses de verano.

En comparación, los costos de Air France-KLM son más altos que los de las aerolíneas de bajo costo europeas en expansión, como Easy.Jet, que opera rutas de corta distancia, al igual que las aerolíneas del golfo como Emirates. La línea aérea francesa tuvo problemas con el personal para implementar su programa total de recorte de costos, algo que se puso de manifiesto con un violento enfrentamiento con los ejecutivos en una junta con empleados el año pasado. El grupo ya anunció una reducción de mil puestos de trabajo para este año.

La compañía no dio una proyección de utilidades para 2016, pero advirtió que el impacto del ahorro por el precio de combustible se compensará significativamente por los efectos de la moneda y la presión a la baja sobre los ingresos unitarios, ya que otras aerolíneas aumentaron su capacidad. Dijo que tiene como objetivo una reducción de costo unitario de alrededor de 1 por ciento, después de lograr costos unitarios de solo 0.6 por ciento en 2015.

El grupo se convirtió en la última línea aérea que explica a grandes rasgos el impacto de los atentados terroristas en París en noviembre. Dijo que la utilidad neta cayó en el cuarto trimestre a 276 millones de euros en comparación con 308 millones de euros del año anterior, y el golpe a los ingresos fue de aproximadamente 120 millones de euros debido a los atentados.

En enero, EasyJet advirtió que la baja demanda de viajes después de los ataques de París y del atentado con bomba en un avión ruso en Egipto seguirán afectando los ingresos.

Air France-KLM dijo que seguirá adelante con sus planes de reestructuración. Alexandre de Juniac, su presidente ejecutivo, dijo. "A pesar del entorno favorable creado por los precios más bajos de los combustibles, confirmamos que nuestro objetivo de mejorar la competitividad en un contexto económico y geopolítico incierto".