Crisis política de EU pone en riesgo crecimiento mexicano

El director general de Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México dijo que las reformas propuestas por el presidente tendrían que impulsar la participación del sector privado y dejar ...
 Antonio Castro Quiroz, director general de Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México. Foto: Daniel Anguiano
Antonio Castro Quiroz, director general de Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México. Foto: Daniel Anguiano

Monterrey

De no corregirse la crisis política que actualmente hay en Estados Unidos en las próximas dos semanas, el crecimiento de la economía mexicana se vería afectada, y la expectativa estaría por debajo del 1 por ciento, explicó Antonio Castro Quiroz, director general de Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México (Capem).

Y en caso de resolverse dicho problema, el crecimiento pronosticado sería del 1.2 por ciento y de 2.5 por ciento para el primer semestre de 2014.

Aunque, de extenderse dicha crisis, el sector industrial y manufacturero mexicano serían de los más afectados, aseguró.

Asimismo, agregó que la administración federal actual dejó pasar la oportunidad del Mexican Moment y de crear el ambiente para el desarrollo de un mercado interno, al proponer reformas como las que hoy en día se discuten.

“La clave de las reformas estructurales tenían que dejar dos cosas, si no, no sirven para nada, uno, impulsar la inversión del sector privado en planta productiva y generadora de empleos, segundo, dejar dinero disponible a los inversionistas para invertir y a los trabajadores para consumir.

“Entonces fueron un fiasco las reformas estructurales de Peña Nieto, ninguna. Tanto la energética, la educativa, la fiscal”, comentó.

Y en cuanto a que estas condiciones estarían desmotivando las inversiones, Castro Quiroz negó que esto fuera a pasar, no obstante, dijo que la economía mexicana seguirá siendo “mediocre” por depender de la de Estados Unidos.

“Si ellos crecen al 3 por ciento, nosotros vamos a crecer al 3 por ciento”, mencionó; y agregó que hoy en día no puede culparse a la dinámica económica global por el bajo crecimiento de la economía mexicana, si no que la causa fue una reducción del gasto público, aunado a los estragos de los fenómenos naturales como “Ingrid” y “Manuel”.

“Llega el gobierno actual, y empieza a hacer burradas, empiezan a frenar el gasto público, la obra pública cayó casi 50 por ciento en términos reales, nadie lo entendió por qué lo hicieron. ¿Para reducir el déficit fiscal? ¿Para qué? ¿Para qué les pongan una estrellita en la frente y les suban la calificación?”, cuestionó.

No obstante, dijo que de no ser porque el comercio exterior comenzó a repuntar en el pasado mes de julio, el escenario sería aún peor, pues se estaría hablando de una recesión económica; aunque, dijo, el crecimiento será “miserable”.

En cuanto a la reforma fiscal, Castro Quiroz consideró que ésta es meramente recaudatoria, y no incentiva la creación de un mercado interno.

“Esta propuesta fiscal es puramente recaudatoria y es pegarle a los que más ganan para darle gusto al PRD (Partido de la Revolución Democrática) y a la izquierda. Pensaron que si ponían una reforma fiscal a modo de la izquierda, la izquierda los iba apoyar en la reforma energética. Pero no les van a apoyar la reforma energética, fue una propuesta política, puramente recaudatoria”, indicó.