¿Por qué no creció la economía?

Especialistas explicaron que la crisis en el sector de la construcción, un error de cálculo en el impacto de las reformas estructurales, y las nevadas en Estados son algunas de las razones.
Si no hay empleos, tampoco consumo. Ambos sonfactores importantes para el crecimiento económico.
Si no hay empleos, tampoco consumo. Ambos sonfactores importantes para el crecimiento económico. (Especial )

Ciudad de México

El 21 de mayo el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens informó que esta institución bajó su estimado de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este 2014.

A inicios de año, el banco central anticipó un crecimiento del PIB de entre tres y cuatro por ciento. Mientras que la Secretaría de Hacienda estimó que el crecimiento sería de 3.9 por ciento.

La pregunta inmediata es ¿por qué el Banco de México y otros analistas bajaron su pronóstico de crecimiento del PIB para este año?

Isaac Velasco, analista en economía del grupo financiero Bx+ (Ve por más), y José Luis de la Cruz, director  del Centro de Investigación en  Economía y Negocios, identificaron las variables que  influyeron en este ajuste a la baja:  

1.-Los consumidores compraron menos productos porque el 1 de enero entraron en vigor nuevos impuestos. En términos simples, la gente tuvo menos dinero para gastar al destinar más recursos  al pago de impuestos.   

Este comportamiento se vio reflejado en el índice de ventas al consumidor y en el reporte de ventas de las tiendas de autoservicio y departamentales.    

2.- Además de Isaac Velasco, Javier Arrigunaga, presidente de la Asociación de Bancos de México, explicó que las malas condiciones del clima en Estados Unidos, particularmente las nevadas, registradas durante los primeros meses del año afectaron las exportaciones mexicanas que van hacia ese país.

Hubo dificultad movilizar los productos en aduanas y aeropuertos.  

3.- La crisis que vive desde hace un par de años el sector de la construcción, particularmente el de vivienda. Esto es, los empresarios invirtieron menos en la edificación de inmuebles comerciales y la gente dejó de comprar casas.  

Al haber rezago de inversiones en el sector de la construcción otras industrias como la cementera, de electricidad y la de metalurgia, entre otras, son afectadas. Es un efecto dominó.

Lo preocupante de la crisis en estos sectores es que hay menos empleos, coincidieron los expertos.

Entonces ocurre un círculo vicioso: al no haber inversiones, falta la creación de nuevas fuentes de trabajo, y al no haber empleos, la gente no consume.    

La crisis de este sector “inhibió la inversión y el consumo”, aseveró De la Cruz.

4.- La falta de un programa de fomento económico para el corto plazo, esto es, la Secretaría de Hacienda estimó el crecimiento del PIB considerando el efecto de las reformas estructurales como la energética olvidándose de que los resultados se ven en el mediano y largo plazo, explicó José Luis de la Cruz, director  del Centro de Investigación en  Economía y Negocios. “Se sobreestimó el impacto de las reformas”, dijo.

5.-La reforma laboral y la financiera no impactaron en el crecimiento de la economía. José Luis de la Cruz explicó que uno de los ejes de la reforma financiera es impulsar el crédito para el consumo.

Pero, al haber menos empleos no puede haber consumo, agregó.  

6.- Si bien la reforma laboral ha permitido la creación de nuevos empleos, la paga es menor a los tres salarios mínimos. “Son empleos de mala calidad que no inciden en el consumo”, explicó José Luis de la Cruz.

Los especialistas coincidieron en que para reactivar la economía en el corto plazo es urgente el ejercicio del gasto público y de la inversión en el sector de la construcción. El Programa Nacional de Infraestructura es una buena alternativa. ”Para este programa ya hay dinero disponible, falta arrancar los proyectos”, coincidieron.