Crecimiento de solo 1.2% en México: FMI

Es, hasta ahora, la menor proyección del año. El cambio en la política monetaria de EU, la desaceleración de China y la fragilidad del sistema financiero europeo pueden desencadenar una nueva ...
Archivo Milenio

México

El Fondo Monetario Internacional revisó a la baja su estimado de crecimiento económico para México en 2013, a 1.2 por ciento, desde la previsión anterior de 2.9, como consecuencia de la debilidad de la actividad de la economía mostrada en el primer semestre del año, de acuerdo con el documento de la institución denominado Perspectivas de la economía mundial.

Las estimaciones de crecimiento del organismo internacional para México están en línea con el promedio considerado por los especialistas financieros, pero por debajo de las expectativas del gobierno federal, de 1.7 por ciento, del promedio mundial de 2.9 por ciento, y de las previsiones para otras naciones emergentes, como China (7.6), India (3.8), Brasil (2.5), Sudáfrica (2) y Rusia (1.5 por ciento).

Para 2014 el FMI estima que el crecimiento económico se recuperará poco a poco y regresará a 3 por ciento, a medida que repunte la manufactura —gracias a la recuperación de la demanda estadunidense—, cuando recobre el ímpetu el gasto público y una vez que comiencen a dar fruto las reformas estructurales en curso.

A mediano plazo las estimaciones preliminares del FMI estiman que el crecimiento económico aumentará a un promedio anual de 3.5 a 4 por ciento, favorecido por los efectos de las reformas estructurales.

Respecto a la economía mundial, la institución internacional estima que el crecimiento económico será de 2.9 por ciento en 2013, por debajo del 3.1 por ciento proyectado previamente. Para 2014 las previsiones también se redujeron, de 3.8 a 3.6 por ciento.

Al respecto, el FMI indicó que el crecimiento mundial avanza a marcha lenta, los factores que impulsan la actividad están cambiando y persisten los riesgos a la baja. Uno de los principales elementos a considerar es el cambio en la política monetaria de Estados Unidos, que ha originado un aumento importante de los rendimientos a largo plazo, lo que supone riesgos, principalmente para las economías emergentes.

Otro punto importante es la desaceleración del crecimiento de China, la cual afectará a muchas otras economías, particularmente a las exportadoras de materias primas. Y por otra parte, la ya conocida fragilidad del sistema financiero en la zona euro y una deuda pública en niveles preocupantemente altos en las principales economías del mundo. Todo ello puede desencadenar nuevas crisis.

No obstante, el FMI explicó que los indicadores más recientes denotan perspectivas algo mejores a corto plazo, pero con diferentes dinámicas de crecimiento. Las proyecciones apuntan a una aceleración moderada de la actividad, favorecida en su mayor parte por las economías avanzadas, así como por políticas monetarias altamente acomodaticias.

De esta forma, el principal impulso al crecimiento mundial provendrá de EU, aunque para este país el FMI también revisó a la baja su pronóstico para el producto interno bruto en 2013, a 1.6 por ciento, desde 1.7, y para 2014 lo redujo de 2.7 a 2.6 por ciento.

Las perspectivas para EU serán favorables en la medida en que se modere la consolidación fiscal y que las condiciones monetarias sigan brindando apoyo, una vez que se ha observado una recuperación del sector inmobiliario, mayor riqueza en los hogares, condiciones más favorables de los préstamos bancarios y mayores niveles de endeudamiento.

Sin embargo, el FMI alertó que en la primera economía del mundo los factores políticos están generando incertidumbre en torno a la naturaleza y magnitud del ajuste fiscal, pues el secuestro del gasto representa una mala manera de llevar a cabo la consolidación, y los conflictos en torno al aumento del tope de la deuda pueden conducir a un nuevo episodio de incertidumbre desestabilizante y a una contracción del crecimiento.

Respecto a las economías de mercados emergentes y en desarrollo, el crecimiento se ha desacelerado; sin embargo, sus tasas se mantendrán muy por encima de economías

avanzadas.

[b]Claves[/b]

[b]Transición mundial[/b]

- El FMI ha reducido su expectativa de crecimiento para la economía mexicana en 2013 desde 3.5 por ciento en enero hasta 1.2 por ciento en octubre; para 2014 las previsiones pasaron de 3.5 a 3 por ciento.

- La economía mundial ha comenzado una nueva transición, pues los países avanzados se fortalecen gradualmente, al tiempo que los de mercados

emergentes se han desacelerado.

- La expansión económica de EU se ha obstaculizado por una consolidación fiscal excesiva; además, es hora de que la Reserva Federal busque la forma de abandonar la política de expansión monetaria y la de tasa de interés cero.