Creciente saldo en efectivo en los balances corporativos

50 empresas estadunidenses acumulan ahora más de un billón de dólares en efectivo.
El logotipo de la firma Apple.
El logotipo de la firma Apple. (Shutterstock)

Nueva York

Tan solo 50 empresas estadunidenses acumulan ahora más de un billón de dólares en efectivo, de los cuales cinco grandes multinacionales dejan de mover más de 439 mil mdd de esa suma, ya que el código fiscal del país y la tibia economía global desalientan a las empresas a tocar sus reservas en el extranjero.

En un análisis de Moody’s Investors Services se mostró un crecimiento de 4 por ciento en el saldo en efectivo que mantuvieron en los balances corporativos durante el año pasado en todos los tipos de empresas que cubre, excluido el sector financiero.

Los cinco mayores acaparadores —Apple, Microsoft, Google, Pfizer y Cisco— representan una cuarta parte de los 1.73 billones de dólares, mientras que el fabricante del iPhone representa más de una décima parte. Las 50 principales compañías tienen en conjunto casi 1.1 billones de dólares.

Las cifras destacan la renuencia que hay en las juntas de consejo para repatriar el dinero que tienen en el extranjero, incluso si tienen que recurrir a los mercados de deuda para financiar el gasto récord en dividendos y recompras de acciones, y el aumento en los presupuestos de adquisiciones. Moody’s estima que 64 por ciento del dinero en efectivo, aproximadamente 1.1 billones de dólares, se mantuvo en el extranjero, superior a los 950 mil mdd o 57 por ciento de hace un año.

“Hay poco progreso hacia las reformas para el impuesto empresarial que pueda incentivar a las compañías de EU a repatriar permanentemente los fondos que mantienen en el extranjero”, dijo Richard Lane, de Moody’s. Los economistas de Goldman Sachs dicen que ven poco probable que esas reformas se realicen pronto.

El costo barato del crédito mantuvo a las empresas inmersas en dinero extranjero, ya que los ejecutivos buscan evitar pagar impuestos por las utilidades que obtuvieron en el extranjero. En lugar de eso, Oracle, AT&T, AbbVie y Microsoft completaron emisiones de deuda de miles de millones de dólares antes de que se diera una reciente venta masiva en los mercados del Tesoro, ya que los inversionistas se preparan para que la Reserva Federal eleve las tasas.

Eso puede cambiar si se eleva el costo del crédito. Los accionistas activistas continúan con su presión para que las empresas regresen dinero mientras que las compañías que constituyen el S&P 500 se preparan para gastar un billón de dólares este año.

El deseo de los ejecutivos de comprar en áreas de negocio de mayor crecimiento desencadenó una ola de fusiones y adquisiciones, y desde que inició 2015 se ha anunciado una serie de acuerdos que constituyen un total de 1.4 billones de dólares, lo que representa un aumento de 26 por ciento, de acuerdo con Dealogic.

Los gastos de capital también aumentaron, subieron 8 por ciento, para llegar a 937 mil mdd el año pasado en empresas no financieras que califica Moody’s. Sin embargo, los estrategas dicen que es probable que el crecimiento se revierta, ya que las empresas de energía recortaron el gasto después de la caída de los precios del petróleo, con el fin de proteger los rendimientos de los accionistas y la liquidez financiera.