Crece el debate por fecha final del ‘apagón’ analógico

Gobierno, concesionarios privados y públicos, legisladores y expertos consideran que es necesario cumplir la ley sin afectar los derechos de todos los habitantes.
Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT.
Gerardo Ruiz Esparza, titular de la SCT. (Héctor Téllez)

México

Mientras el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, reiteró que el cese de transmisión de las señales analógicas será el 31 de diciembre de este año, concesionarios privados y públicos, así como legisladores y expertos, afirmaron que se debe reconsiderar la fecha a fin de no quitar el derecho a la información a millones de mexicanos.

En reunión con la Comisión de Comunicaciones de la Cámara de Diputados, Ruiz Esparza dijo que el gobierno ha entregado casi 6.2 millones de televisores digitales, para llegar a 10 millones. Aseveró que este resultado convierte a México en el más avanzado en Latinoamérica en el proceso de la transición a la televisión digital terrestre (TDT).

“Al concluir el apagón analógico quedará liberada la banda de 700 Megahertz, lo que permitirá optimizar su uso y crear la red compartida de servicios móviles, a fin de acelerar y mejorar la calidad del acceso a internet de banda ancha en todo el país”, dijo Ruiz Esparza, según informó la SCT en un comunicado.

El funcionario dijo que de acuerdo con el mandato constitucional, la entrega de televisores digitales a familias de escasos recursos se desarrolla a través de cuatro puntos, entre los cuales se encuentra cumplir con el padrón establecido por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).  Reiteró que la SCT entrega el aparato y el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) determina el apagón analógico.

PREOCUPA LA FECHA

Emilio Azcárraga Jean, presidente de Grupo Televisa, dijo que si bien no está contra el apagón analógico, sí le preocupa que de concretarse al 31 de diciembre, 10 por ciento de los mexicanos se quedarán sin señal de televisión. En una entrevista radiofónica, Azcárraga reveló que Televisa lleva 11 años en preparación para transmitir señales digitales.

“Estamos claros que el mandato constitucional habla del 31 de diciembre, pero lo que nos preocupa, con los números arrojados en la ciudad de Monterrey, es que entre 10 y 16 por ciento de la población de Monterrey se quedó sin señal de televisión”, apuntó el empresario.

Desde que se aplicó el apagón en Monterrey se han vertido diversas cifras sobre el número de ciudadanos que se quedaron sin señal de televisión. La firma de mediciones Ibope-Nielsen dijo inicialmente que eran más de 900 mil pero el Ifetel y la SCT coincidieron que solo sumaban 470 mil. Esta semana, Ibope-Nielsen actualizó su estudio y dictaminó que son 645 mil sin señal en esa ciudad.

“Es un problema que debemos atender, porque viendo las cifras tanto del Ifetel como las de (Ibope) Nielsen, ya sean 645 mil o las 470 mil personas que midió el Ifetel, es una cifra muy importante, alrededor de 10 por ciento de la población”, comentó Azcárraga Jean.

Enfatizó que es necesario que se encuentre la manera de que nadie se quede sin acceso a la televisión abierta, principalmente si se habla de las personas con menos ingresos.

Agregó que las autoridades se amparan en que en la Constitución quedó establecida la fecha, lo cual ya tienen claro como televisora, pero “también la Constitución debe defender los derechos de 100 por ciento de los mexicanos y no solo de 90 por ciento”.

Destacó que para ellos representa un costo tener las dos operaciones, la digital y la analógica, pero no es significativo pues ambos ya funcionan y ya hicieron las inversiones.

Pero a quienes les preocupa el tema de la inversión necesaria es a las cadenas y estaciones públicas. En este sentido, la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, entre las cuales destacan Canal 11, Tv UNAM y el Canal Judicial, solicitó a la Cámara de Diputados aplazar un año el apagón analógico.

La presidenta de la Comisión de Radio y Televisión de la Cámara de Diputados, Lía Limón (PVEM), dejó claro que el apagón analógico “no tiene marcha atrás” pero pidió al Ejecutivo sensibilidad y, en su caso, no temer a la prórroga.

PEDIRÁN PRÓRROGA

El tema de la prórroga se discutió  en la Cámara de Senadores, donde el PRI y PRD informaron que buscarán modificar el plazo para el apagón y analizar una nueva fecha “real”.

En entrevista, el coordinador del PRD, Miguel Barbosa, anunció que presentará una iniciativa para realizar esta reforma a nivel constitucional.

En tanto, el coordinador de los senadores priístas, Emilio Gamboa Patrón, dijo que este jueves platicará con su grupo parlamentario y buscará espacio y tiempo necesarios para reunirse con el Ifetel, a fin de plantearle que “vamos a ampliar el plazo para darle acceso a toda la ciudadanía” a la señal de televisión.

Por el PAN, su presidente nacional, Ricardo Anaya, advirtió que el partido condicionará una revisión al plazo para el apagón a tres medidas: que se entreguen decodificadores, que se suspenda la entrega de televisores antes del inicio de los procesos electorales, y que el Ifetel sea quien reparta los aparatos.

“Hemos estimado que, efectivamente, por la mala implementación del gobierno se pueden quedar millones de personas, entre ellas los más necesitados, sin acceso a la televisión. Lo que decimos es, por supuesto, que estaremos abiertos a revisar el plazo”, comentó Anaya en conferencia de prensa.

El Instituto del Derecho a las Telecomunicaciones (Idet) solicitó a la SCT y al Ifetel reconsiderar la viabilidad de otras alternativas y la ejecución de recursos para prevenir cualquier afectación a la población provocada por el apagón analógico. En un comunicado el Idet invitó a los organismos públicos a “reflexionar y velar por los intereses y necesidades de la población”, especialmente de los segmentos más desfavorecidos.

“Se debe evitar que haya afectaciones en sus capacidades de conectividad y privarlos de su principal canal de información y entretenimiento por hacer cumplir los tiempos del apagón analógico que se estipularon en condiciones de un total desconocimiento de la cobertura poblacional”, indicó.

EL DATO

Llama la atención que en Monterrey hasta 16% de la población se quedó sin señal de televisión, dijo Emilio Azcárraga, de Grupo Televisa.