Necesario fortalecer el mercado interno: Coparmex

Roberto Muñóz del Río, presidente del sindicato patronal, asegura que el crecimiento de Torreón depende de que tanto desarrollo se pueda dar a la economía de la ciudad.
Roberto Arturo Muñoz del Río.
Roberto Arturo Muñoz del Río. (Alejandro Álvarez)

Torreón, Coahuila

Debido a los bajos niveles de crecimiento que tuvo la economía en el 2014, Coparmex Laguna identifica la necesidad que para el 2015 se fortalezcan las políticas que incentiven el crecimiento de la economía y de la inversión productiva.

"Se tienen que mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos que hoy están en condiciones vulnerables y enfrentan carencias alimentarias, de salud y de educación".

Además, que propicie la creación de oportunidades de empleo formal, para abatir la pobreza y estimular el mercado interno, para mejorar las condiciones de vida de los mexicanos, señaló Roberto Muñóz del Río, presidente de Coparmex Laguna.

"Proponemos que se emprendan acciones a partir de un diagnóstico para el corto, mediano y largo plazo, con medidas focalizadas para cada caso, en un entorno de discusión social", señaló.

El reto, dijo, es encontrar soluciones a las necesidades de las personas, siempre integrando la visión de los factores de producción.

Evaluó que al cierre de 2015 la Secretaría de Hacienda y el Banco de México revisaron a la baja sus estimación de crecimiento para este año, a un rango de entre 2.0% a 2.6%.

Dijo que la mayoría de pronósticos para México de analistas nacionales y extranjeros apuntan a un crecimiento cercano al 2% al cierre del año.

En el tercer trimestre se vio un crecimiento en la economía del 0.5% con respecto del trimestre previo, según INEGI.

En su comparación anual, el PIB avanzó 2.2% en el tercer trimestre de este año con relación a igual lapso de 2013.

Ese resultado fue inferior al crecimiento que se esperaba, de 2.3% a 2.4%. En 2013 el crecimiento del PIB fue de 1.39% (cifra revisada por INEGI, al alza con respecto del dato preliminar de 1.1%).

"Tenemos un problema estructural: nuestro crecimiento promedio en los últimos 30 años ha sido de 2.4 por ciento, por lo que vivimos un momento crítico, no podemos darnos el lujo de desperdiciar la oportunidad de acelerar el crecimiento en 2015.

El crecimiento de la economía y de la inversión productiva, que propicie la creación de oportunidades de empleo formal, es la mejor manera de abatir la pobreza y mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos que hoy están en condiciones vulnerables y enfrentan carencias alimentarias, de salud y de educación", expuso.

Muñóz del Río expuso que a corto plazo se deben establecer un diálogo con el Ejecutivo para evaluar la posibilidad de que se otorguen estímulos a la inversión y al empleo, con carácter temporal, que pueden contribuir en el corto plazo a impulsar nuestra economía.

Propuso además ampliar los estímulos fiscales de apoyo a la investigación para las pymes, potenciar el mecanismo de asociaciones público privadas para detonar proyectos de infraestructura.

Se requieren esquemas de deducibilidad inmediata para las inversiones, disposiciones fiscales que ayuden a reducir los impactos de la deducibilidad parcial en las prestaciones laborales, que actualmente sólo pueden deducirse hasta 53%, hay que recuperar los estímulos a las aportaciones a fondos de pensiones y haberes del retiro.

Con transparencia, agilizar el financiamiento hacia las pymes en sectores altamente detonadores del empleo, como la construcción o vivienda, eficiencia en el gasto público, con transparencia y rendición de cuentas.

Y a mediano plazo, impulsar la educación de calidad, mejorar ingresos y salarios para los trabajadores que junto empresarios y los representantes de los tres órdenes de gobierno para fortalecer a las regiones, con base en sus vocaciones productivas, fortalecer el mercado interno.

Construir una política integral para elevar el ingreso de los mexicanos, así como combatir de forma frontal a la delincuencia, la impunidad y la corrupción.