Preocupa a Coparmex baja de inversión por megadeuda

Luis Arizpe, presidente de la dependencia en Coahuila Sureste, aseguró que por el concepto de amortizaciones Coahuila ha invertido cerca de mil 654 mdp hasta el mes de marzo de 2015.
Trabajadores de GM.
"La actual administración debe continuar con la austeridad del gasto público y corriente". (Aldo Cháirez)

Saltillo, Coahuila

El presidente de la Coparmex Coahuila Sureste, Luis Arizpe Jiménez, dio a conocer la preocupación del centro patronal, con respecto a la disminución en inversión pública que se ha registrado en los últimos años a consecuencia del endeudamiento de Coahuila, mismo que se ha incrementado a más de 36 mil millones de pesos.

Las amortizaciones totales que se han pagado por concepto de la deuda, son por cerca de mil 654 millones hasta marzo del 2015.

"Hemos estado al pendiente de la situación financiera, sabemos que a esta administración le ha tocado muy difícil, de acuerdo al nivel de deuda que recibió por cerca de los más de 35 mil millones de pesos, lo que le ha quitado mucho el margen de maniobra al Gobierno del Estado y sobre todo en la parte de inversión pública", comentó.

Refirió que en el 2012 y en el 2013 en inversión pública, se implementaron en promedio 3 mil 500 millones de pesos, que representa alrededor del 10% del total de lo erogado por parte del Gobierno del Estado.

"Bajó mucho la inversión pública, lo cual nos preocupa porque es la primera vez que se invierte más de lo recaudado por el ISN, que en el 2014 fueron mil 221 millones de pesos y se invirtieron mil 059".

Además con la contratación de un nuevo crédito de 2 mil 500 millones de pesos adicionales, el saldo total de la deuda se incrementa a 36 mil 648 millones de pesos.

Aunque destacó que la actual administración ha sabido enfrentar el problema de la deuda, subrayó que la preocupación, es por las siguientes administraciones, pues probablemente deberán hacer sus propias reestructuras de la deuda incrementando el lapso de pago por más de 30 años.

Además señaló que la situación pudiera empeorar con el recorte presupuestal a nivel federal, en cuanto a las participaciones por lo que emitió una serie de recomendaciones para el Gobierno Estatal y para el Congreso Local.

Pide a la actual administración continuar con la austeridad del gasto público y corriente, seguir con un programa de promoción agresiva para atraer inversión de la iniciativa privada y dar los mismos incentivos tanto a las empresas extranjeras como a las mexicanas.

"Cada gobernador tendrá la necesidad de estar reestructurando la deuda y nos preocupa que haya un bajo nivel de margen de maniobra para la inversión pública".

También solicita que en coordinación con Pemex el gobierno del estado firme convenios de apoyo para que sea Coahuila el primer estado donde haya inversiones en materia de reforma energética.

Al Congreso del Estado le pide estudiar, analizar y reformar las leyes de deuda y de presupuesto, un tema prioritario y esencial para tener orden y disciplina en las finanzas públicas.

A los diputados federales, los actuales y los electos, se les requiere un extraordinaria gestión en el desarrollo y aprobación del presupuesto.

Finalmente indicó que también se debe aprovechar la nueva reforma energética, aprovechar que el Estado tiene altas reservas de oil y gas shale.