Convoca el SAT a evitar prácticas fiscales ilícitas

Las financieras que paguen intereses y no retengan el ISR cometen un acto indebido.
La dependencia observa a detalle la deducción sobre vehículos.
La dependencia observa a detalle la deducción sobre vehículos. (Jesús Quintanar)

México

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer una serie de prácticas fiscales indebidas que deberán tomar en cuenta todos los contribuyentes para evitar ser llamados a cuentas.

Mencionó que crear una outsourcing para evadir el pago de impuestos y prestaciones laborales en una empresa es una práctica ilícita, que incluye también a los fiscalistas que asesoren a las compañías para utilizar esa figura con el propósito de no reportar las retenciones del impuesto sobre la renta (ISR) correspondientes a la nómina de sus empleados.

Para el outsourcing laboral, detalló que quien pretenda omitir total o parcialmente el pago de alguna contribución u obtener un beneficio en perjuicio del fisco, constituya o contrate de manera directa o indirecta una sociedad cooperativa para que ésta le preste servicios idénticos, similares o análogos a los que sus trabajadores o prestadores de servicios le prestan o hayan prestado, incurrirá en una actividad indebida, según el SAT.

Mencionó que en esa situación se encontrará la sociedad cooperativa que deduzca las cantidades entregadas a sus socios, provenientes del Fondo de Previsión Social, así como el cooperativista que no considere dichas cantidades como ingresos por los que está obligado al pago del ISR.

También quien asesore, aconseje, preste servicios o participe en la realización o implementación de cualquiera de las prácticas anteriores.

Otra advertencia es que los gastos a favor de un tercero, como previsión social, viáticos, gastos de viajes, no se pueden deducir.

En materia de inversiones, al evaluar las diferencias en el tratamiento fiscal aplicable a los gastos e inversiones, se considera una práctica fiscal indebida cuando los contribuyentes otorgan a ciertos conceptos de inversión el tratamiento de gasto, como por ejemplo el que se hace para comprar cable para transmitir datos, voz, imágenes, etcétera, porque de acuerdo con la Ley del ISR, se tiene que cubrir los gravámenes correspondientes.

En bienes de activo fijo, como son refrigeradores, enfriadores, envases retornables que sean puestos a disposición de los detallistas que venden al menudeo los refrescos y las cervezas, todo es una inversión que debe pagar el ISR y no un gasto deducible.

Las instituciones financieras que paguen intereses y no realicen la retención del ISR cometen una práctica fiscal incorrecta.

Quien deduzca la inversión por adquirir un automóvil, gastos de mantenimiento o pagos por seguro debe estar consciente de que si no es indispensable para su actividad, está cayendo en una práctica fiscal ilícita.