Control de precios no es la solución, dicen empresarios

El entorno económico y depreciación del peso se recuperará cuando la Fed se pronuncie, advierten.
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE.
Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE. (Octavio Hoyos)

México

Ante un entorno de menor crecimiento económico y depreciación del peso frente al dólar de casi 30 por ciento, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) hizo un llamado para que las autoridades eviten el control de precios.

Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del CCE, comentó que la cúpula empresarial está totalmente en contra de que algunas autoridades piensen en regresar a un control de precios, eso sería muy delicado, pues se demostró que esa política, aplicada en las décadas de los 70 y 80, no es para las empresas ni para el mercado ni para el país.

En la firma de un convenio con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), para capacitar a las empresas en esa materia, Gutiérrez Candiani confió en que el entorno económico se recupere de la racha negativa de las últimas semanas, una vez que se definan las tasas de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos y se tengan señales positivas, entre ellas que China reduzca las propias.

La expectativa del líder empresarial es que al cierre de año el peso se aprecie y cotice entre 15.5 y 16 unidades por dólar. "Estamos optimistas de que la depreciación va a aminorar, y México tiene un sector manufacturero que ayuda mucho a la exportación, pero tenemos un gran pendiente: reactivar el mercado interno y la economía".

Apuntó que existe un acuerdo con la Secretaría de Hacienda sobre incentivos fiscales para las empresas, para generar un mayor crecimiento y empleos, solo que están a la espera de que estas propuestas de estímulos lleguen al Ejecutivo y que el Legislativo las analice para su posible aprobación.

Que el mercado funcione

Por su parte, el titular de Hacienda, Luis Videgaray, dijo que la prioridad del gobierno es "que el mercado del peso funcione de manera líquida y ordenada".

El funcionario estuvo en la inauguración del cruce ferroviario Matamoros-Brownsville y reiteró que el gobierno cuidará "los fundamentos de la economía, la responsabilidad en el manejo de la hacienda pública; una política monetaria creíble, de tal manera que esta volatilidad internacional no se traduzca en una afectación para la economía familiar".

El responsable de las finanzas públicas del país rechazó tajantemente que hayan nubarrones inflacionarios: "Definitivamente no los estamos viendo. Ayer salió el reporte de inflación para la primera quincena de agosto, y es la inflación más baja de que se tiene registro pese a la depreciación cambiaria, y esto quiere decir que a pesar de una situación global, insisto, extremadamente compleja no tenemos una afectación de la economía de las familias mexicanas en todo el país".

Sobre las medidas que el gobierno va a tomar a fin de mantener las finanzas sanas, Videgaray dijo que la responsabilidad fiscal viene en primer lugar, seguida de la credibilidad en el manejo de la política económica".