Continúan reclamos a Takata por bolsas de aire defectuosas

Hasta ahora han sido retirados de circulación casi 8 millones de autos de EU por esas fallas.

Nueva York

Honda y Chrysler, los dos fabricantes de automóviles que se enfrentan a los mayores problemas por las bolsas de aire defectuosas de Takata, culparon el retraso de casi diez años para el retiro total de vehículos afectados a la información que les proporcionó el proveedor japonés.

Al menos cuatro personas en EU y una en Malasia han muerto como consecuencia de las fallas de las bolsas de aire Takata, que pueden explotar durante el despliegue y en ese momento disparar metralla hacia el rostro del conductor.

Un alto ejecutivo de Honda, el fabricante que ha resultado afectado más seriamente por la crisis, ayer dijo a un comité del Senado de EU que Takata los había tranquilizado en 2004 de que una posible explosión de la bolsa de aire no representaba un problema mayor.

“Takata nos informó que tenía características diferentes en comparación con los incidentes que más tarde llevaron a los primeros retiros”. Rick Schostek, vicepresidente ejecutivo de Honda North America, dijo sobre el estallido de la bolsa de aire en 2004.

Posteriormente, la empresa realizó más investigaciones después de que salieron a la luz nuevas explosiones de bolsas de aire en 2007 y ha participando en una investigación del problema con la Administración Nacional de Seguridad Vial (Nhtsa, por sus siglas en inglés) desde 2008.

El Comité de Comercio del Senado de EU está investigando por qué no se adoptaron medidas antes para corregir las fallas de las bolsas de aire, que fueron instaladas en los vehículos por primera vez en el año 2000.

Los problemas parecen ser el resultado del constante deterioro con el paso del tiempo en la calidad del dispositivo que infla la bolsa de aire en un choque.

Alrededor de 7.8 millones de vehículos en EU —la mayor parte de ellos de la marca Honda— han sido retirados del mercado debido a los posibles problemas con las bolsas de aire. El deterioro parece que es más rápido en climas con más humedad, aunque el martes, la Nhtsa amplió su recomendación a los fabricantes de automóviles para que retiren los vehículos afectados en todo Estados Unidos, no solamente los de las regiones más húmedas.