Continúan aumentos en el precio del limón

Un kilo del cítrico alcanza un precio superior a los 50 pesos en tiendas de autoservicio e incluso en la Central de Abasto
Se registró abuso en el costo.
Se registró abuso en el costo. (Foto: Agencia Enfoque)

Puebla

El precio del limón se mantiene por arriba de los 25 pesos en mercados populares y centros de abasto de la capital poblana, incluso en tiendas de autoservicio el kilogramo rebasa los 59 pesos.

Del 24 de febrero al 7 de marzo, el limón sin semilla en la Central de Abasto de Puebla pasó de los 23.40 pesos a 26.20 pesos, es decir en siete días el kilogramo de este cítrico subió 11.97 por ciento.

Conforme al monitoreo semanal del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), el limón sin semilla registró el viernes pasado un costo promedio de 27 pesos.

El organismo reportó que en Soriana, sucursal Ánimas, el kilogramo se ubicó en 59.90 pesos


A inicios del mes de febrero, el limón proveniente del estado de Michoacán, una de las principales regiones productoras de cítricos, tenía un costo de 15 pesos el kilo.

En mercados populares de la angelópolis, este producto se llega a ofrecer entre 26 y 28 pesos, mientras que en supermercados se ofrece casi al doble de precio.

Según la encuesta ¿Quién es Quién en los precios? que difunde la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en tiendas como Soriana, sucursal Ánimas, el kilogramo de limón con semilla se ubicó en los 59.90 pesos.

El pasado 4 de marzo, el kilogramo de limón en Superama sucursal La Noria reportó un precio 49.90 pesos, mientras que en Mega Comercial de Angelópolis llegó a los 44.80 pesos.

A fin de evitar abusos contra los consumidores, la Profeco arrancó un operativo de verificación en establecimientos comerciales y la Central de Abasto de Puebla.

El delegado local del organismo, Carlos Hernández Hernández dijo que en caso de observarse alguna irregularidad se procede a sanciones de orden económico, inmovilización del producto o suspensión de la actividad comercial.

De esta manera, los establecimientos deben cumplir con la colocación de preciadores para que el consumidor pueda comparar diferentes opciones y hacer una mejor compra.