Contadores se ofrecen para cumplir con ley "antilavado"

Podrán participar con la CNBV en certificación y auditorías y así combatir un mal que involucra terrorismo o corrupción.
Crearán posgrado para especializarse en el tema.
Crearán posgrado para especializarse en el tema. (Héctor Téllez)

México

Ante los nuevos lineamientos que dicta la reforma hacendaria y que limitan la obligación para todas las empresas de presentar sus estados financieros revisados y certificados por un contador público, este sector de profesionales encontró otra oportunidad para ser útil a las autoridades dentro de la ley antilvado.

Silvia Rosa Matus de la Cruz, presidenta de la Comisión de Prevención de Lavado de Dinero del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), dice que se les cerró una puerta en el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y se les abrió otra con el proceso de certificación que iniciará la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para auditar en materia de lavado de dinero.

“El enemigo es muy grande, es un monstruo de mil cabezas porque es parte de todos los males que aquejan al país, como el terrorismo y la corrupción, que están aquí a la vuelta de la esquina”, manifestó.

Para el vicepresidente de la Comisión de Lavado de Dinero en el Colegio de Contadores Públicos, Juan Manuel Navarro, este ilícito es muy grave, pues se estima que se blanquean entre 30 y 90 mil millones de dólares en nuestro país al año.

Aseguró que el blanqueo de dinero está siempre en primer lugar porque los grandes “lavadores tienen que mover el dinero en cantidades importantes” a diferencia del financiamiento al terrorismo.

Por eso, Matus aseguró que se van a requerir cientos, miles de auditorías para combatir ese delito y es importante que los contadores participen con su experiencia, pues una discrepancia fiscal que sea detectada puede derivar en lavado de dinero, como fue con el caso de Al Capone, que no puedo comprobar el origen de sus recursos ilícitos.

De por qué fue que el IMCP decidió crear una comisión especial, explicó que “nosotros los contadores tenemos la obligación ética y moral de estar preparados para este nuevo desafío y como institución siempre estamos dando servicio a nuestros asociados para su actualización y dar un mejor servicio a sus clientes y a la sociedad”.

Refirió que en el Colegio de Contadores ya funcionaba desde hace un año la comisión y después se optó por tener una en el IMCP; sin embargo, a la par organizando cursos, talleres, diplomados, y ahora están preparando una especialidad sobre el tema porque el lavado de dinero “da para mucho, llegó para quedarse”.

Informó que se tiene planeado abrir una maestría, porque se está viendo que será una nueva área de trabajo para los contadores, para lo cual están avanzando en el proyecto con la firma de convenios con universidades de prestigio y sacando el registro ante la SEP.

“Somos un colegio, una agrupación, y el instituto ha dado cursos, pero lo que tal vez se proyecte que así como la autoridad está certificando a los interesados en el tema, nosotros tenemos la experiencia de la certificación en otras disciplinas, como la general, fiscal y auditoría y contabilidad gubernamental, costos y finanzas; estamos proyectando que podemos tener la propia certificación en prevención de lavado de dinero”.