Amparos contra contabilidad fiscal serán por lo individual

El presidente del CLIP, Agustín Arellano, señaló que las empresas que consideren que su información corporativa no es manejada de forma adecuada o tengan incertidumbre, podrán utilizar al recurso. 
"Se pide cada mes que se dé un resumen de información que debería ser confidencial, pero no hay la certeza y no estamos seguros de ellos".
"Se pide cada mes que se dé un resumen de información que debería ser confidencial, pero no hay la certeza y no estamos seguros de ellos". (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El trámite de amparos contra las modificaciones fiscales que aqueja al sector productivo, se dará por lo individual y no como organismo empresarial.

"Si la empresa cree que le está afectando, el amparo lo hará cada una para evitar los dos últimos pasos de la Declaración Anual de Impuestos".

Esto señaló Agustín Arellano, presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada, quien señaló que se acordó que cada empresa por lo individual proceda al amparo contra la contabilidad electrónica por la incertidumbre en el manejo de información corporativa.

"Se pide cada mes que se dé un resumen de información que debería ser confidencial, pero no hay la certeza y no estamos seguros de ellos", criticó.

Aunque reconoció que no se tiene una cifra precisa del número de amparos que se hayan levantado por parte de los miembros del CLIP, Agustin Arellano señaló que la incertidumbre es generalizada entre el sector productivo.

Sobre todo considerando que la iniciativa fiscal exige den a conocer datos corporativos que desde el punto de vista no deben proporcionarse.

Dijo que la reforma fiscal plantea como primer paso, el presentar la Declaración Anual, en la que están de acuerdo.

Pero no en la cuestión de la presentación de información de la empresa, en cuanto a ingresos, egresos, clientes, proveedores, lo que no les da confianza.

"En cualquier lado se consiguen los datos del INE, hay bancos de datos en distintas dependencias que finalmente se llegan a vender y se pone en manos de desconocidos", argumentó.

Comentó que los contadores públicos se han puesto en contacto con el SAT para lograr un cambio en estas reglas y plantearles la inquietud de los empresarios.

El amparo se debe presentar a los quince días siguientes de haber realizado la declaración anual.

"El año pasado se presentaron mil 800 amparos de los cuales mil 400 se rechazaron, lo que aquí cuenta es que las autoridades vean que no estamos de acuerdo, y es necesario que escuchen a los empresarios para hacer los cambios necesarios".

"Si se busca quejarnos entre varios, es precisamente para que vean que no estamos de acuerdo en lo que hacen en materia fiscal", finalizó.