Consumo, visto como esperanza económica

Con un claro repunte en 2015, la demanda interna es la apuesta para que México supere la incertidumbre que presiona el crecimiento a nivel internacional; pero hay riesgos como el dólar y la inflación.
El segmento de ropa y calzado registró un crecimiento de 12.1 por ciento a tiendas totales en 2015, informó la Antad.
El segmento de ropa y calzado registró un crecimiento de 12.1 por ciento a tiendas totales en 2015, informó la Antad. (Shutterstock)

En medio de la volatilidad internacional que pone nerviosos a consumidores, gobiernos y empresas por igual, uno de los principales factores que puede ayudar a la economía mexicana a superar el vendaval es el repunte del consumo interno.

Si bien el mercado interno no registra una solidez óptima, en 2015 tuvo una recuperación y se mantuvo como el principal impulsor de la actividad económica; sin embargo, para 2016 las expectativas son menos favorables, pues la depreciación del peso impulsaría el alza de los precios.

Para los especialistas, en este escenario el consumo de los hogares mexicanos se verá fortalecido siempre y cuando la tasa de inflación se mantenga controlada, se generen empleos y se implementen estrategias corporativas para retener a los compradores.

El año pasado se caracterizó por una recuperación del consumo tras el impacto negativo que tuvo el impuesto especial sobre productos y servicios (Ieps) gravado en productos con alto contenido calórico y bebidas azucaradas como los refrescos, que entró en vigor en 2014 tras la reforma hacendaria. Sin embargo, analistas coincidieron en que este año México cuenta con oportunidades e indicadores para seguir creciendo en el sector.

Una de las principales preocupaciones es la inflación, que se espera se vea presionada por el tipo de cambio. Este viernes, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, reconoció que se espera un aumento de precios por los productos importados, pero confió en que estos incrementos se vean reflejados en una sola ocasión, lo que no significaría el inicio de una espiral inflacionaria.

De acuerdo con Fabián Ghirardelly, Country Manager de la consultora Kantar Worldpanel, actualmente existe un nivel de precios mayor a los registrados en 2015, además de que se prevé un incremento en otros productos pues existen muchas empresas que dependen de insumos importados que impactarán en su flujo normal de operación.

"Los precios de la canasta que medimos tienen precios un poco superiores, un punto superior a la inflación oficial, en torno al 3.5 por ciento –estimada para este 2016-, es decir, este año creemos que vamos a estar en torno o sobre 4 por ciento", consideró.

Aunque refirió que ya se tienen indicios de este incremento de precios especialmente en los productos frescos, estimó que durante el año no se demorará mucho la exposición de precios generales en el mercado.

Miedo al dólar

Ulises Navarro, especialista en Administración de Empresas por el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (Ipade), consideró que existe un temor psicológico entre la sociedad mexicana de lo que pueda pasar por el tipo de cambio; sin embargo, dijo que éste todavía no está afectando el consumo en México, aunque si se verán cambios.

"No creo que sea un año en términos de consumo como lo fue 2015, pero tal vez similar a 2013 o 2014, tarde o temprano este tipo de cambio de alguna manera, en algún momento, nos va a tener que pegar así como algunas empresas también", sostuvo.

Refirió que aunque el Gobierno Federal estima un crecimiento un poquito mayor al producto interno bruto (PIB) de 2015, en el mejor escenario el crecimiento será de 2.5 por ciento.

"La canasta básica está protegida y manejada un poco por la inflación, porque finalmente es donde el Gobierno tiene su mayor atención y donde tendría mayor problema si se le saliera de control", indicó.

Destacó que indicadores como las ventas de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), uno de los más importantes en materia de consumo interno del país, reporta resultados positivos, y se espera continúen en esta línea.

El organismo que preside Vicente Yáñez, registró al cierre de 2015 un crecimiento de 10.3 por cierto a tiendas totales, y un 6.7 por ciento a tiendas iguales, aquellas con más de un año de operación. Las ventas totales generadas sumaron un billón 342 mil 800 millones de pesos.

"Es el crecimiento más importante desde 2006; si bien el tipo de cambio empezó a tener fluctuaciones importantes desde finales del año pasado, no se ha reflejado en el consumo", expresó el analista.

Sin embargo, la Antad estimó para este año un crecimiento nominal en unidades totales de 6.9 por ciento y en tiendas iguales —con más de un año de operación— de 3.9 por ciento.

Navarro mencionó que de manera particular, la cadena minorista con mayor presencia en el país, Walmart de México también registró crecimientos el año pasado; que representa el crecimiento más importante en los autoservicios en los últimos cinco años, indicadores que muestran que el mercado avanza bien.

De acuerdo al reporte de ventas de la minorista, de enero a diciembre de 2015 las ventas de sus unidades totales crecieron 8.3 por ciento, mientras que los ingresos a unidades iguales incrementaron 6.4 por ciento.

El especialista indicó que de acuerdo al consenso de instituciones bancarias como Banamex, Banorte Ixe y Credit Suite el estimado de crecimiento este año para Walmart, el empleador más importante, es de alrededor de 6 por ciento.

"El año pasado las tiendas departamentales crecieron mucho más que los autoservicios, con cerca del 16 por ciento en sus ventas, respecto a 2014, es decir, a los niveles de clases sociales media y media alta no les está afectando. Me parece que para las clases más desprotegidas, el Gobierno está tratando de proteger mucho esa canasta básica para que no afecte a su poder de compra", mencionó.

Empleo y crédito

El especialista del Ipade agregó que para impulsar aún más el consumo del país, existen otros elementos como el incremento en la formación de empleos formales, que además genera la posibilidad de acceder al crédito bancario, ayudará a mejorar el panorama.

La Antad refieren que existen 50 millones de mexicanos que aún no compra en los autoservicios, por lo que hay un mercado atractivo que se mueve en el comercio informal que podría consumir y ayudaría a que consumo interno siga creciendo, opinó.

Ghirardelly consideró que en la medida que avance el año habrá una recuperación del gasto de los hogares, "sí apostamos mostrará un alza para este año y eso en línea con una expectativa de crecimiento del país, no tanto mejor que 2015, pero creemos que se va a incentivar el consumo del mercado en general y el gasto de los hogares también se va a activar más", estimó el Country Manager de Kantar Worldpanel.

El especialista recordó que la recuperación del mercado interno que mostró el año pasado se debió a una situación económica más favorable que en años previosy a un control de precios bajos, además de otros factores que beneficiaron el poder adquisitivo de las familias mexicanas.

"Al igual que este año tenemos la inflación más baja de la historia, claramente eso ha ayudado a activar más el consumo interno; en esa línea también hay otro tipo de gastos que se redujeron y que empujaron las categorías de consumo, tales como los gastos en telefonía que han mostrado cierta tendencia a la baja por el roaming que se está cobrando y los gastos de electricidad", recordó el especialista.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]