Consumo e inversión detienen crecimiento

Integrante de la Junta de Gobierno considera que el impulso fiscal ha sido menor al previsto y la capitalización fija bruta continuó sin activarse.

México

Los indicadores asociados con el consumo privado y la inversión aún no muestran señales claras de recuperación; por lo cual, además de impactar en la evolución de la economía nacional en  el primer trimestre del año, llevarán a que el estimado de crecimiento económico para 2014 sea menor al previsto, revelaron las minutas de la última reunión de política monetaria del Banco de México (Banxico).

“Si bien las exportaciones manufactureras han mejorado, la inversión y el consumo privado continúan mostrando atonía”, indicaron las minutas del organismo central.

El Banxico detalló que las ventas de la Antad han seguido presentando en los primeros meses de 2014 un ligero estancamiento, mientras que la confianza del consumidor y la del productor se ha mantenido en niveles bajos.

Adicionalmente, los servicios, principalmente los asociados con la demanda interna, como el comercio, los servicios profesionales, corporativos y de apoyo a negocios, así como los de esparcimiento, registraron contracciones. Por el lado de la inversión, la fija bruta continuó sin mostrar señales claras de reactivación.

Del lado del gasto público, si bien se ha ejercido con el programa original, registrando una tasa de crecimiento anual elevada, un integrante de la Junta de Gobierno del Banxico consideró que el impulso fiscal ha sido menor al previsto.

Derivado de estos elementos, luego de que en mayo pasado la institución central redujera su estimado de incremento del producto interno bruto (PIB) en 2014, de un rango de entre 3 y 4 por ciento a uno entre 2.3 y 3.3 por ciento, en la última reunión de política monetaria la mayor parte de los integrantes de la junta reconoció  que el aumento del PIB será menor a esa previsión.

Para algunos de los miembros de la junta fueron tres los datos importantes que se publicaron después de que Banxico dio a conocer su último reporte trimestral (21 de mayo) y que les indicaron que el crecimiento económico será más bajo este año: el incremento del PIB en el primer trimestre de 2014 por debajo de lo esperado, la variación mensual del Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) que en marzo fue negativa, cuando se esperaba que fuera positiva, y el hecho de que se registró una importante revisión a la baja en la tasa de variación del PIB de Estados Unidos en el lapso enero-marzo, con el consecuente ajuste para todo el año.

Adicionalmente, la Junta de Gobierno destacó que el proceso de aprobación de las reformas estructurales en México ha sido más lento de lo esperado.

Referente al nivel de precios, todos los miembros de la Junta de Gobierno destacaron que en los últimos meses la inflación general ha descendido y la mayoría de ellos asoció tal  disminución, principalmente, al entorno de debilidad de la actividad económica.

En este sentido, la mayor parte de los integrantes destacó que las expectativas de inflación para 2014 se han ajustado a la baja y que éstas se situaron claramente por debajo de 4 por ciento.

En este contexto, la Junta de Gobierno decidió disminuir 50 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día, a 3 por ciento, en virtud de que, dado el mayor margen de holgura en la economía, se estima factible la convergencia eficiente de la inflación a 3 por ciento con una tasa de interés de referencia menor.

Sin embargo, esta disminución no fue unánime, ya que tres miembros de la junta votaron a favor del descenso, aclarando que no serían recomendables reducciones adicionales en la tasa de referencia en el futuro previsible, mientras que dos de ellos votaron por mantenerla sin cambio.

La Junta de Gobierno del Banxico aclaró que se mantendrá atenta al desempeño de todos los determinantes de la inflación, con el objetivo de estar en condiciones de alcanzar la meta de inflación señalada.

Aportes

La mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico señaló que han aumentado las condiciones de holgura en la economía y no prevé presiones sobre la inflación, derivadas del comportamiento de la demanda agregada, por un tiempo prolongado.

Algunos integrantes de la junta señalaron que la brecha del producto se ha ampliado y se prevé que se ubique en terreno negativo más allá de finales de 2015, cubriendo el horizonte en el que opera la política monetaria.

La mayoría mencionó que el mercado laboral sigue mostrando gran holgura y que no se perciben presiones de demanda en el mercado crediticio.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]