Confianza del consumidor disminuyó 1.2% en mayo

Los mexicanos parecen más preocupados por el deterioro económico nacional que por sus finanzas particulares, señalan especialistas.
Pesimista percepción.
Pesimista percepción. (Javier García)

México

En marzo pasado el consumo privado presentó el menor ritmo de crecimiento anual en ocho meses, afectado por la desaceleración en las compras de bienes importados y de origen nacional, mientras que la confianza del consumidor registró en mayo la cuarta caída anual consecutiva, afectada principalmente, por una evaluación desfavorable de la economía.

Analistas del mercado consideran que los consumidores parecen más preocupados por el deterioro económico nacional que por sus finanzas particulares, debido al efecto de la caída en el precio del petróleo, la depreciación del peso y el menor gasto público.

De acuerdo con el reporte publicado en conjunto por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México, la confianza del consumidor cayó 1.2 por ciento en mayo respecto al mismo mes de 2015.

Al interior se reportaron retrocesos anuales en los componentes relativos a la percepción sobre la situación económica esperada de los miembros del hogar y al desempeño presente y futuro del país, lo que fue contrarrestado por una visión positiva de la situación económica actual en los hogares y de la posibilidad para efectuar compras de bienes durables, como muebles y electrodomésticos.

Respeto al consumo privado, el Inegi informó que éste aumentó 3.1 por ciento en marzo respecto al mismo mes de 2015. Al interior, las adquisiciones de bienes del exterior presentaron un alza de 4 por ciento, muy por debajo del incremento anual de 12.5 observado en febrero.

En tanto, las compras de bienes nacionales se elevaron 3 por ciento a tasa anual, nivel inferior al 4.4 por ciento registrado en febrero y la cifra más baja en ocho meses. Dentro de este rubro, las adquisiciones de bienes se incrementaron solo 0.8 por ciento, mientras que las de servicios fueron mayores en 5.1 por ciento

El área de análisis de Grupo Financiero Invex considera que la incertidumbre que rodea la economía nacional y la presión que ejerce la crisis petrolera sobre las finanzas públicas se mantienen como los principales lastres sobre la confianza del país; sin embargo, espera una lenta recuperación, debido al mejor dinamismo del mercado laboral y bajas tasas de inflación, que seguirán apoyando el consumo.