En abril entran en vigor disposiciones de reforma financiera

La Condusef informó que a partir del 10 de abril, los usuarios que contraten un crédito automotriz serán ellos los que elijan a la aseguradora y no la financiera. 
Condusef.
A partir del 10 de abril están prohibidas las las ventas atadas por parte de los bancos.

Ciudad de México

Las ventas atadas en la contratación de algún producto o servicio financiero quedan prohibidas, a partir de que entró en vigor la reforma financiera, informó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef)

La institución informó que se establece la prohibición de condicionar la venta o contratación de operaciones o servicios financieros a la contratación de otra operación o servicio.

Según la reforma financiera hay un periodo transitorio de 90 días para la aplicación de esta disposición, es decir, a partir del 10 de abril entrarán en operación, plazo durante el cual las instituciones financieras deberán realizar los ajustes necesarios para su implementación.

De esta manera, estarán prohibidas prácticas como las siguientes:

Cuentas de Depósito. Ninguna institución financiera podrá obligarte a contratar el servicio de Banca por Internet avanzado o con costo al abrir una cuenta de depósito.

Pagaré liquidable al vencimiento. En la contratación de este tipo de instrumentos de inversión, ya no se podrá condicionar la apertura de una cuenta de depósito, como cuenta eje.

Créditos al consumo. En el caso de los créditos de nómina, se prohíbe la condicionante de contratar un seguro determinado de vida y/o de desempleo para solicitar este tipo de créditos con determinada aseguradora. Es decir, el cliente podrá presentar el que más le convenga.

Crédito automotriz. Ya no se podrá obligar al cliente a contratar el  seguro de vida con incapacidad total y permanente, así como el aseguramiento del vehículo con el mismo grupo financiero o la aseguradora que tiene convenio con la institución otorgante del crédito.

Créditos garantizados a la vivienda. Al adquirir una vivienda, ya no te podrán obligar a contratar una cuenta de cheques para realizar los depósitos de los pagos, la contratación de seguros de vida con incapacidad total o permanente, así como seguros de daños sólo con la aseguradora perteneciente al grupo financiero. Es decir, el cliente podrá hacerlo con la institución que más le convenga.

    Estas prácticas serán sancionadas por la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros, con lo que se prevé que en caso de los créditos, las compañías de seguros podrán tener una mayor apertura en el mercado y ofrecer productos que sean útiles tanto para los usuarios como para los otorgantes del crédito.