Condenan a SCT a pagar por expropiación a ejidatarios

Fallan a favor del ejido en litigio que sostenían por la incautación de sus tierras para la construcción del Aeropuerto Internacional de Guadalajara.
Desde hace más de 50 años que fueron expropiadas las tierras para la construcción del aeropuerto, pero no se han pagado en su totalidad
Desde hace más de 50 años que fueron expropiadas las tierras para la construcción del aeropuerto, pero no se han pagado en su totalidad (Archivo)

Guadalajara

El tiempo les dio la razón y ahora el Gobierno federal a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes SCT y otras dependencias deberá indemnizar a los ejidatarios cuyas tierras les fueron expropiadas para la construcción del Aeropuerto Internacional de Guadalajara hace más de 50 años.


Según el expediente del juicio de amparo 1788/2009 el pasado 29 de abril del 2016 el Juez Óscar Arturo Murguía Mesina, titular del Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa y del Trabajo en el Estado de Jalisco, acordó los siguientes puntos resolutivos.

Primero: Se desechan los recursos de revisión interpuestos por el Secretario de Hacienda y Crédito Público y el Secretario de la Función Pública.

Segundo: Se confirma el sobreseimiento decretado en el resolutivo primero de la sentencia controvertida, respecto de las autoridades y por los actos que se indican en el considerando noveno de esta ejecutoria.

Tercero: Se sobresee en el juicio de amparo donde se autorizó la ocupación provisional del terreno expropiado, así como respecto de la solicitud de reversión parcial de la misma superficie, de conformidad con lo establecido en el considerando noveno de esta ejecutoria.

Cuarto: Se confirma la concesión del amparo y la protección de la Justicia de la Unión al quejoso “El Zapote” del municipio de Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco por cuanto ve al decreto expropiatorio, pero en los términos y para los efectos que precisan en el último considerando de la resolución.

El Juez hizo un llamado al Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, al Secretario de Comunicaciones y Transportes y al Secretario de Desarrollo Territorial y Urbano (SEDATU) y aquellas autoridades que en el ámbito de sus competencias y atribuciones para que dentro del término de tres días, contados a partir de la legal notificación de este proveído, den cumplimiento a la ejecutoria de amparo dictada en autos. 

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) enfrentaba el proceso jurídico de la primera expropiación que se hizo de 307 hectáreas de terreno para la construcción de la terminal aérea hace casi 50 años.

Actualmente el Aeropuerto Internacional de Guadalajara es administrado por el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) quien pretende construir una segunda pista en los alrededores del aeropuerto tapatío.

Sin embargo es la SCT la responsable de entregarle las tierras para su construcción, pero no ha podido negociarlas porque los ejidatarios quieren que primero se resuelva la primera etapa de la expropiación y después negociar la venta de nuevas tierras.

Sergio Arturo Pérez Rea, representante legal de los ejidatarios, aseguró que es una resolución definitiva a favor de los ejidatarios.

Comentó que con esta resolución se tendrá que realizar un pago sustitutorio y para ello se deberá realizar nuevamente un avalúo actual de las tierras.

“Si la autoridad responsable declara o dice que no puede cumplir la sentencia de manera como se le ordene tiene que abrirse un incidente para que se diga y se haga un avalúo para que se pague el terreno y una vez abierto el incidente quien va a exigir el pago es la Suprema Corte de Justicia de la Nación”, dijo.

El Tribunal Colegiado en Materia Administrativa ordenó al Juez que cumpla con la sentencia en este caso.

“Ahora lo que sigue es que las responsable SCT y otras dependencias cumplan con el pago correspondiente al ejido el cual la misma sentencia está ordenando se haga a valores comerciales”, agregó.

Si no cumplen con la sentencia el juzgado va a requerirlos y puede obligarlos forzosamente al pago y hasta ordenar que se devuelva el dominio total de las tierras.