Reforma energética estimulará el desarrollo: Concanaco

Pemex y la CFE serán empresas más productivas y competitivas, aseguró el presidente de la Concanaco-Servitur, Jorge Dávila Flores.
Jorge Dávila Flores, presidente de la Concanaco Servytur
Jorge Dávila Flores, presidente de la Concanaco Servytur (Especial )

Ciudad de México

La recién promulgada reforma energética atraerá más inversiones privadas, nacionales y extranjeras, estimulará el empleo y el crecimiento económico, señaló la Confederación de Cámaras Industriales Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servitur).

En un comunicado, la Concanaco-Servitur detalló que las modificaciones a los artículos constitucionales 25, 27 y 28 se reflejarán en mejores precios de combustibles y servicios para los consumidores.

En ese sentido, el presidente del organismo, Jorge Dávila Flores, señaló que la reforma energética propiciará que Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad sean empresas más productivas y competitivas.

Así, subrayó que las reservas petroleras y energéticas se deben mantener bajo propiedad de la nación y la rectoría del estado, sin que esto sea obstáculo para que las paraestatales alcancen los objetivos antes mencionados en el corto plazo.

Añadió que al eliminarse la exclusividad del estado en áreas estratégicas, el sector privado podrá procesar gas natural, refinar petróleo, almacenarlo, transportarlo, distribuirlo y comercializar dichos productos y sus derivados en beneficio del país.

El dirigente del organismo abundó que los empresarios mexicanos esperan que esta promulgación "se traduzca en bajos costos en los recibos de luz y gas para las familias mexicanas, gracias al aumento de la inversión y los empleos y la abierta competencia entre empresas".

Dicha reforma, expuso, plantea que Pemex y la CFE pasen de ser organismos descentralizados a empresas productivas del Estado y de esta manera no mermarán el presupuesto de la Federación y contarán con dos años de gracia para esa transición.

Agregó que la creación del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo funcionará como un fideicomiso público con el Banco de México como fiduciario para administrar la renta petrolera.