Compañías chinas "reencarnan" en firmas de tecnología

El nuevo giro se encuentra entre los mayores ganadores del repunte accionario.
Pantallas del índice bursátil.
Pantallas del índice bursátil. (Wen Jie/AFP)

Shanghái

Las empresas chinas abandonan sus negocios principales y se reinventan a sí mismas como firmas de tecnología, y ven que los precios de sus acciones aumentan mientras cambian los negocios de carbón y entarimados por el de juegos.

Las reencarnaciones corporativas reflejan los cambios estructurales en la economía general, y la desaceleración del crecimiento deteriora a los sectores de fabricación y de bienes raíces.

Las nuevas empresas de tecnología también alimentan la euforia que impulsó el crecimiento de 115 por ciento del índice Shanghái Composite en el último año, incluso cuando hay una desaceleración de la economía y las utilidades industriales, un indicador de salud en el sector de manufactura, cayeron 2.7 por ciento en el primer trimestre.

Alrededor de 100 empresas chinas que cotizan en bolsa, el año pasado cambiaron sus nombres oficiales, la mayoría para aprovechar las nuevas estrategias, y este año lo hicieron otras 40 compañías.

“Las empresas quieren hacer saber a los inversionistas que se alejan de sus operaciones originales y pasan a las industrias emergentes. Es como en Estados Unidos en la década de los 90, cuando todas las compañías empezaron a llamarse punto com”, dijo Yao Weiwei, estratega de renta variable de Huatai Securities en Shanghái, al reconocer que la mayoría de los cambios de nombre son algo más que solo cosméticos.

Las industrias de tecnología y emergentes se encuentran entre los mayores ganadores del reciente repunte accionario. Los inversionistas esperan que las compañías de tecnología se beneficien de las políticas del gobierno que buscan reducir la dependencia de la economía en las fábricas, y promover el sector de servicios.

La minera de carbón con resultados de pérdidas Shanghái ACe Co demuestra el procedimiento. A principios de febrero compró una compañía de videojuegos en línea y cambió su nombre a Shanghái U9 Game Co, y posteriormente el precio de sus acciones subió 140 por ciento, incluso cuando sus activos en minas todavía pesan en su balance.

“Sobre la base de la extracción de carbón y las ventas, el negocio principal de la compañía, nos expandimos para incluir los juegos en internet”, dijo la empresa en un comunicado.

En abril, la deficitaria Panda Fireworks cambió su nombre a Panda Financial Holdings y al mismo tiempo anunció sus planes para lanzar una plataforma de préstamos peer-to-peer. La noticia de la esperada transformación de Panda aparentemente se filtró antes de tiempo, mientras sus acciones aumentaron repentinamente a un máximo de 10 por ciento durante dos días antes de que se suspendieran sus operaciones el 9 de marzo.

Las regulaciones ambientales y la disminución en la demanda llevaron a tener pérdidas en su negocio de fuegos pirotécnicos.

Pero el cambio de nombre no cura todo.

Pekín Xiangeqing cambió su nombre a Cloud Live Technology Group después de que decidió salirse del sector de restaurantes de lujo para entrar en el de la computación en la nube. Pero el mes pasado, Cloud Live se convirtió en la primera empresa china en caer en incumplimiento de pagos de bonos, principales de capital, después de que no pudo pagar su deuda de 402 millones de yuanes (64 millones de dólares).