¿Cómo funcionará el nuevo mercado eléctrico?

A partir de la reforma energética se eliminaron las barreras de entrada a empresas privadas en la generación, distribución y comercialización de la energía eléctrica en el país.
Un grupo de trabajadores ajustan los cables de electricidad establecidos temporalmente en las orillas del río Ganges , en preparación para la feria religiosa hindú anual de Magh.
Un grupo de trabajadores ajustan cables de electricidad. (AFP / Sanjay Kanojia)

Ciudad de México

Con la reforma energética, la comercialización de la energía eléctrica, al igual que su generación quedó abierta a la participación de la iniciativa privada; es decir que otras empresas además de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) podrán producir y vender electricidad.

Para entender cómo funcionará este nuevo mercado de energía, lo primero que se debe tomar en cuenta es que funcionará distinto para cada tipo de consumidor.

Tal como lo explica Enrique Ochoa Reza, director General de la CFE, en el libro “La reforma al sector eléctrico”,  la Ley de la Industria Eléctrica existen diferentes tipos de consumidor, según su nivel de consumo de energía.

Los usuarios de suministro básico son aquellos que tienen un consumo menor a 3 MW. Éstos seguirán siendo atendidos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que a su vez deberá comprar la energía mediante subastas de contratos de cobertura eléctrica que llevará a cabo el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

El objetivo de estas subastas es utilizar las plantas privadas o de la CFE que sean más eficientes para el suministro de energía eléctrica.

Además la Comisión Reguladora de Energía (CRE) tendrá la facultad de establecer las tarifas para el suministro eléctrico de acuerdo a los costos de generación, transmisión y distribución de la energía.

En el caso de los usuarios calificados -aquellos cuyo consumo es mayor a 3 MW-, como el caso de las grandes empresas, éstos podrán participar directamente en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) vendiendo energía o bien comprando al generador de su preferencia.

Esto significa que los grandes consumidores,  como las compañías, podrán ser clientes del generador de su preferencia o bien generar su propia energía y el resto venderla al mercado.

Tanto los particulares como la CFE podrán vender la energía eléctrica que generen a lo largo del día y en tiempo real (spot) mediante el Cenace.

“Los precios spot para la compraventa entre generadores y usuarios calificados serán establecidos por el mercado eléctrico y deberán reflejar los costos en que incurre el sistema para proveer esta energía”, señala Enrique Ochoa Reza en el libro “La reforma al sector eléctrico”.

El objetivo es que los generadores de energía que participen tanto en el mercado spot como en el de contratos garantizados compitan entre ellos para producir y vender la energía eléctrica a un mejor precio.

Claves:

  • Se eliminaron las barreras de entrada a empresas privadas en la generación, distribución y comercialización de la energía eléctrica.
  • El Centro Nacional de Control de Energía se independizó de la CFE para operar el Sistema Eléctrico Nacional y el mercado spot.
  • Los usuarios calificados pueden pactar precios de manera libre con los generadores mediante contratos bilaterales. La CRE fija las tarifas de usuarios de suministro básico y la CFE provee el servicio.