El estándar para la Tv abierta se moderniza

ATSC 3.0, la nueva forma en que podremos ver la televisión, permitirá que la señal llegue incluso a los dispositivos móviles.
El nuevo formato para transmitir la señal de televisión permitirá que sea captada por dispositivos móviles sin internet.
El nuevo formato para transmitir la señal de televisión permitirá que sea captada por dispositivos móviles sin internet. (Shutterstock)

El Comité de Estándares de Televisión Avanzada (ATSC, por su siglas en inglés) lanzó la nueva versión del estándar denominado ATSC 3.0, la versión mejorada de la forma en la que hasta hoy se veía la televisión abierta.

Este comité está integrado por televisoras de todo el mundo, fabricantes de aparatos y desarrolladores de tecnología, todos interesados en el negocio de la televisión y en hacer frente a las nuevas tecnologías y negocios de contenidos.

SEÑAL EN ULTRA HD

Ante la nueva competencia, el comité ha buscado mejoras que les permitan sostener y mejorar sus negocios. El ATSC 3.0 tiene una serie de mejoras importantes, como un sistema para que los dispositivos detecten la señal.

Aun cuando es poco lo que se sabe al respecto, ya se habla de que la resolución va a ser de calidad 4K y con posibilidades de que en el futuro se puedan manejar resoluciones aún mejores.

En cuanto al audio se ha dado a conocer que las tecnologías MPEG-H y Dolby AC-4 son potenciales candidatos a integrarse, ambos son más eficientes y flexibles que el Dolby Digital usado en las emisiones actuales.

Se podrían manejar diferentes idiomas, o elegir diferentes comentarios en un mismo partido de futbol, por ejemplo, e incluso elegir el tipo de sonido que se quiere dependiendo del dispositivo.

MÁS USUARIOS

Uno de los beneficios más importantes del ATSC 3.0 es que se pretende que la mayoría de los dispositivos disponibles en la actualidad pueda captar la señal de la televisión abierta.

Lo anterior se podrá lograr gracias a un sistema híbrido de captación de señales, el cual se pensó basado en el llamado internet de las cosas, el cual consiste en que todo pueda conectarse a internet.

Es decir, se espera que ese sistema “híbrido”, permita enviar el contenido principal (audio y video) a través del aire o como se hace actualmente con la señal de televisión, pero otros contenidos como los comerciales sean enviados a través de banda ancha móvil y estén dirigidos o sean específicos para el consumidor y se integren en el programa que esté observando.

Es decir, la principal diferencia es la incorporación de los dispositivos móviles como una parte integral donde se podrán ver los contenidos sin una conexión a internet.

PROCESO EN MARCHA

La Comisión informó que varias empresas de tecnología y canales de televisión comerciales y públicos ya presentaron una petición conjunta al órgano regulador en Estados Unidos (FCC) para adoptar normas que le permitan a las estaciones de televisión y fabricantes implementar el nuevo estándar de forma voluntaria, según lo demande el mercado.

La petición fue realizada en abril del presente año, los comentarios se recibirían el 27 de mayo, y la respuesta se estima se obtenga el 27 de junio.

En México el presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), Gabriel Contreras, comentó al respecto que la Ley no prohíbe la recepción de señales de televisión en cualquier dispositivo, sin embargo, no descartó que en el futuro tuvieran que analizar las implicaciones para los mercados.