Comercio desleal mantiene rezagada la industria textil

La Cámara Nacional de la Industria Textil señala que el sector no se ha recuperado a los niveles observados previo a la crisis financiera global de la década pasada, y a la entrada de mercancía ...
El secretario de Hacienda en el segundo Encuentro Nacional de las Industrias Textil y del Vestido.
El secretario de Hacienda en el segundo Encuentro Nacional de las Industrias Textil y del Vestido. (Javier García)

México

La industria textil creció 6.8 por ciento en 2015, se recuperó después de registrar una contracción de 1.7 por ciento un año antes; sin embargo se perdieron más de 400 mil empleos, advirtió la Secretaría de Hacienda.

En los últimos años, este sector se ha visto afectado por prácticas de comercio desleal, como subvaluación y contrabando de mercancías, argumentó Luis Videgaray, titular de la dependencia, durante su participación en el segundo Encuentro Nacional de las Industrias Textil y del Vestido.

Alfonso Ayub, presidente entrante de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaitex), indicó que el sector no se ha recuperado a los niveles observados previo a la crisis financiera global de la década pasada, y a la entrada de mercancía subvaluada.

“Competimos y exportamos 6 mil 500 millones de dólares y generamos 450 mil empleos directos ahora, pero no olvidemos que hace 10 años generábamos un millón de puestos de trabajo y exportábamos 10 mil millones de dólares”, subrayó.

“Ahora debemos a este equipo que se formó entre gobierno e industria ponernos la meta de regresar a esos números”, indicó Ayub.

Videgaray anunció que entre las acciones para continuar apoyando a la industria textil se ampliarán las fracciones arancelarias a mil 142 este año, con el objetivo de ampliar las clasificaciones para combatir prácticas ilegales y desleales en la importación de mercancías, a partir del 16 de mayo de este año.

“Estamos buscando modificar la tarifa de los impuestos generales de importación y exportación con el propósito de incluir fracciones más específicas para las mercancías textiles y del vestido, y asignarles precios estimados acordes.

“Este es un ejercicio dinámico donde tenemos que revisar constantemente prácticas aduanales, precios estimados y fracciones, debido a que los pocos que se dedican a la actividad ilegal también están cambiando sus prácticas”, agregó Videgaray.

Respecto a los precios estimados, el gobierno aprobó la desagregación de 139 fracciones arancelarias y la supresión de 39, para determinar su costo de acuerdo con sus características, así como de composición, según el tipo de mercancía, aseguró el secretario.

El funcionario dijo que ese tipo de medidas para impulsar a la industria textil mexicana han generado resultados, y aseguró que la industria salió del declive.

En el primer trimestre de este año, en el sector textil “solo 6 por ciento de las importaciones estuvieron por debajo de los precios estimados y en todos los casos se ha garantizado el interés fiscal”.

“Hay que centrarnos ahora en recuperar lo que alguna vez se tuvo, en levantar los índices que perdimos. Hay que concentrarnos en eso”, dijo el subsecretario de Industria y Comercio, de la Secretaría de Economía, Rogelio Garza, respecto de los empleos que perdió la cadena textil vestido por las prácticas ilegales.

Para ello, puntualizó, se debe continuar con medidas acertadas, como la que ha significado el decreto para combatir la ilegalidad y el comercio desleal.

Agregó que, adicionalmente, el sector empresarial y el gobierno deben formular mecanismos para generar mayor innovación, aumentar el valor agregado de los productos y crear centros de diseño e investigación.

El subsecretario indicó que, con ello, los retos que implica la apertura del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) se convertirán en oportunidades para los empresarios.

“Las sinergias con otras industrias, que ya empieza con la aeroespacial y la automotriz, es lo que debemos generar, desarrollar la cadena productiva, personal calificado y conocimiento”, concluyó.