Comercio global ha caído 7% por crisis económica

Alejandro de la Peña, representante alterno de la ALADI, aseguró que México se identifica con un modelo de crecimiento por exportación, pero se recomienda ampliar los mercados.
Alejandro de la Peña, representante alterno de la Asociación Latinoamericana de Integración.
Alejandro de la Peña, representante alterno de la Asociación Latinoamericana de Integración. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

"En el sur hemos trabajado con algunas acuerdos bilaterales o subgrupos como la Alianza del Pacífico que está creciendo, a diferencia de la Mercosur que está decreciendo".

De acuerdo a Alejandro de la Peña, representante alterno de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), el decremento ha sido más alto que el que ha sufrido la producción.

"Es entonces que se recomienda buscar la mayor cantidad de mercados comerciales y la integración productiva a mediano y largo plazo, permitiendo resistir los tiempos malos para aprovechar cuando el viento sea favorable", sugirió.

De visita en la ciudad de Torreón para promover ante empresarios la realización del Congreso Latinoamericano de ALADI, a celebrarse en el mes de octubre en esta ciudad, indicó que a nivel continental, se identifica a México con un modelo de crecimiento basado en la exportación pero que combina políticas de sustitución de importación para exportar.

Aseguró que éste es un concepto más moderno y eficiente, recordó que desde que México entró al GATT (Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles) en 1986, ha ido tomando una serie de negociaciones como el NAFTA (Tratado de Libre Comercio con América del Norte) y ahora el TTP (Tratado de Asociación Transpacífico).

Se le considera un país abierto al comercio internacional, siendo una economía importante a nivel global, la segunda economía en Latinoamérica y con una potencial importante para comprar y vender, de ahí la importancia del desarrollo de la Expo ALADI México 2016, como una macrorueda de negocios.

"Dentro de los retos que aún se tendrían que atender por parte de los empresarios latinoamericanos, es sobre la necesidad de informarse más de las oportunidades de negocio que han abierto los gobiernos, el saber qué acuerdos que hay bilateralmente, ya que por desconocimiento no se aprovechan", indicó.

Por este motivo, fue que se ofreció esta macroreda de negocios en Torreón, pero reconoció, muchos no saben lo que es la ALADI, del cual México es socio desde 1960.

"El comercio así como la integración productiva es algo de mediano y largo plazo, pero se tiene que aguantar los tiempos malos para poder aprovechar los buenos, porque esto no se da de la noche a la mañana".

"Ahora los vientos no son los más apropiados, hace algunos años el mayor crecimiento se daba en los mercados emergentes como Brasil".

"En el sur hemos trabajado con algunas acuerdos bilaterales o subgrupos como la Alianza del Pacífico que está creciendo, a diferencia de la Mercosur que está decreciendo, por lo que se debe atender la diversificación y no apostar todo a un misma dirección".

Precisó que la caída ha sido principalmente en la venta de materias primas (commodities), "la caída del petróleo le ha pegado mucho a Brasil, ya que arriba del 60% estaba concentrado en exportaciones como la soja, aceite, cárnicos, mineral de hierro, entre otros, y se engancharon en esas altas tasas de crecimiento de China".

"Pero ahora que China cambio de pasar en un modelo de exportación al mercado interno, ha dejado de comprar muchos commodities, afectando a países como Brasil con crecimientos negativos del PIB, situación que no ha pegado a México que se las exportaciones se han especializado en manufactura a América Latina como el resto del mundo", resaltó..