Ciberseguridad, la "nueva ola" en inversión de la banca

A través de "startups" buscan innovaciones contra "hackeos" para proteger sistemas y clientes.
JP Morgan Chase fue víctima de ataques criminales en sus sistemas.
JP Morgan Chase fue víctima de ataques criminales en sus sistemas. (Eduardo Muñoz/Reuters)

San Francisco

Los bancos se encuentran entre la nueva ola de compañías que incluye empresas de tecnología y conglomerados industriales, que toman participaciones en startups de ciberseguridad con la esperanza de desempeñar un papel clave en su lucha contra los hackers.

Las divisiones de capital de riesgo corporativo han invertido más del doble en ciberseguridad en los últimos dos años, de acuerdo con CB Insights, con empresas como Google, Intel y Cisco.

Mas las firmas de servicios financieros, blanco de los cibercriminales, como JPMorgan Chase, también están ansiosas por invertir en startups de seguridad.

La división de  capital de riesgo de Citibank invirtió en vArmour, una empresa de seguridad en la nube, además de Pindrop Security, para prevenir fraudes, y Click Security, de análisis de seguridad. Norwest Venture Partner, apoyada por Wells Fargo, ha tomado participaciones en Shape Security, que cuenta con un código que cambia de forma para derrotar a los botnets, que toman el control de las computadoras, y ahora public FireEye, que se especializa en combatir las amenazas de Estados y países.

En el sector industrial, General Electric está entre los primeros cinco inversionistas más activos, de acuerdo con PrivCo, firma de investigación de empresas privadas.

Toby Lewis, de Global Corporate Venturing, dijo que en general la inversión en capital de riesgo corporativo se ha incrementado a más del doble en el último lustro, ya que las compañías en lugar de invertir tanto en investigación y desarrollo, buscan el mundo de las startups para innovar.

“La ciberseguridad es una enorme amenaza para la industria bancaria, y las startups de Silicon Valley y de otros lugares cuentan con algunas de las tecnologías claves”, dijo.

Al ser financiada por grandes corporaciones, una startup puede aprender el uso que puedan darle los clientes potenciales a su producto y de esa manera determinar cómo debe desarrollarse y ofrecerse. Las empresas más grandes, especialmente las de servicios financieros, tienden a ser los clientes principales de protección avanzada contra los cibercriminales.