Manufactura de clase mundial, producción de Chrysler

La manufactura de clase mundial se caracteriza por la reducción de deshechos, incremento de productividad, mejora de la calidad y seguridad de manera organizada y sistemática.
Después de cuatro años, Fiat terminó la compra total de Chrysler
Chrysler

Ciudad de México

La Planta de Ensamble de Windsor de Grupo Chrysler LLC, ubicada en Ontario, Canadá, ha sido reconocida con el nivel plata por sus resultados en la implementación de manufactura de clase mundial (WCM), la clasificación más alta recibida de todas las facilidades de manufactura de Norteamérica.

Hace cuatro años la planta adoptó el sistema operativo de WCM, tras una auditoría de tres días (26 al 28 de marzo, 2014). El nivel plata se concede después de obtener un mínimo de 60 puntos, 10 pilares técnicos y 10 pilares de administración, mediante la clara demostración de conocimiento de WCM y habilidades a través de las presentaciones de los empleados sobre los pilares y la revisión de proyectos que se han extendido a lo largo de la planta.

La metodología de Manufactura de Clase Mundial se enfoca en la reducción de deshechos, incremento de productividad, y mejora de la calidad y seguridad de manera organizada y sistemática. WCM se acopla a la fuerza de trabajo para proveer e implementar sugerencias sobre cómo mejorar su trabajo diario y sus Plantas.

La metodología WCM fue primero implementada por Fiat en 2006 e introducida al Grupo Chrysler como parte de la alianza entre las dos compañías en junio de 2009. Desde entonces a la fecha, la compañía ha ahorrado más de 1 mil millones de dólares en costos de manufactura: resultado de la implementación de WCM.

La Planta de Windsor fue construida en 1928, es casa de las multi premiadas Chrysler Town & Country y Dodge Caravan. La planta cuenta con tres turnos y cerca de cuatro mil 700 empleados. En el 2013, la planta celebró 30 años de liderazgo en el segmento de las minivan.