México paga 16 mdd a China Railway

El asesor del gobierno chino Wang Mengshu informó a medios locales que México pagó al consorcio estatal 16 millones de dólares para compensar las afectaciones por la revocación de un contrato. 
China Railway Construction Corporation, la empresa de ingeniería en construcción más grande del mundo y líder en el negocio de los trenes de alta velocidad.
China Railway Construction Corporation, la empresa de ingeniería en construcción más grande del mundo y líder en el negocio de los trenes de alta velocidad. (Shutterstock)

Pekín

El gobierno mexicano pagó aproximadamente 16 millones de dólares al consorcio estatal China Railway Construction Corporation como compensación por la cancelación del contrato para el primer tren de alta velocidad México – Querétaro, de acuerdo con información del diario South China Morning Post citando fuentes oficiales.

El diario independiente de Hong Kong cita al profesor Wang Mengshu, asesor del gobierno chino para proyectos de alta velocidad ferroviaria, quien señaló que "México ha pagado al consorcio más de 100 millones de yuanes (16 mdd) en compensación por los costos que supuso la preparación del proyecto".

Wang añadió que CRCC, formado por grandes empresas ferroviarias estatales como China Railway Construction y CSR Corporation, volverá a presentarse en la nueva licitación de la línea férrea de 210 kilómetros, que unirá Ciudad de México con Querétaro y, según la propuesta inicial, costará unos 3 mil 750 millones de dólares.

No confirmó, sin embargo, si en el consorcio estarán otra vez las firmas mexicanas que formaron parte del primer proyecto y que fueron en parte una de las causas de que la licitación inicial fuera polémica en México y se cancelara abruptamente.

El 3 de noviembre el gobierno de México anunció que CRCC había ganado la licitación para construir el primer tren de alta velocidad de Latinoamérica.

Sin embargo, cuatro días después, ante ciertos cuestionamientos de transparencia, el Ejecutivo mexicano revocó esta decisión y afirmó que lanzaría nuevamente la convocatoria.

En el proceso fue cuestionaba la participación de Grupo Higa dentro del consorcio, esta empresa fue acusada de haber recibido tratos preferenciales por parte del actual presidente Enrique Peña Nieto en su anterior cargo como gobernador del Estado de México.

Esta empresa construyó una casa adquirida por Angélica Rivera, esposa del presidente Peña Nieto. En su momento el gobierno negó que hubiera conflictos de interés por este asunto.