China va por el tren México-Querétaro

Desde hace dos años afina la propuesta que presentará el próximo 15 de octubre para la construcción de la megaobra; la firma opera aquí una filial con casi 100 empleados.

Pekín, China

Uno de los principales fabricantes de trenes de alta velocidad a escala mundial, China Railway Construction Corporation (CRCC), ya cuenta con un esquema de financiamiento con el que negocia con empresas mexicanas para formar un consorcio que apueste por la licitación del tren de pasajeros México-Querétaro, que sería el primero de alta velocidad en el país.

A unos días de la presentación de las propuestas económicas y técnicas, prevista para el próximo 15 de octubre, Hu Zhenyi, vicepresidente de CRCC, comentó: “Estamos en un periodo de negociación y de conversación con algunas empresas, deberá ser un socio muy calificado, también deberá en el futuro complementar las ventajas para ambas partes a fin de lograr éxito en este proyecto”.

En una reunión con medios mexicanos, externó que para su incursión en el mercado nacional la empresa china creó una filial en el país, en la cual trabajan casi 100 personas y lleva casi dos años de preparación para participar en dicha licitación.

Aun cuando no se exige en el proyecto que encabeza la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) una propuesta de financiamiento, la compañía asiática busca proponer un esquema con instituciones bancarias de China.

“La SCT no ha señalado en la licitación el tema de financiamiento, pero hace falta que los que participen en este proyecto tengan listo el esquema, por ello vamos a preparar una propuesta de nuestro modelo, esperamos que México lo considere”, dijo Hu Zhenyi.

La empresa cuenta con experiencia de 65 años en la operación de trenes y es responsable de más de 70 por ciento del diseño y más de 60 por ciento de la construcción de la red ferroviaria de alta velocidad en China, la cual cuenta con 11 mil 800 kilómetros de vía y es considerada la más grande y rápida del mundo; entre los trenes que opera destaca el ferrocarril de alta velocidad de Pekín a Shanghai, el más largo y de alta velocidad a escala mundial que alcanza 300 kilómetros por hora.

El reto

Para Hu Zhenyi uno de los retos más importantes para la construcción del proyecto de pasajeros será compartir el derecho de vía con el ferrocarril de carga; es decir, contará con sus propias vías pero será cercano a la operación del tren de carga, de acuerdo con los requisitos de la licitación.

“Debemos construir una nueva vía al lado de la que existe, por ello hemos conversado bien con el propietario del proyecto para llegar a un acuerdo conveniente para ambos”, señaló  CRCC debe cumplir con todos los requisitos del solicitante, es decir, la SCT, estableció el directivo.

La empresa filial de este fabricante chino busca incursionar en la industria mexicana, donde ve una puerta para ingresar el mercado de América Latina, pero no solo para los sistemas ferroviarios, sino para la construcción de carreteras.

México es un mercado nuevo, pero la empresa ya tiene experiencia en América Latina en naciones como Brasil, donde desarrolla proyectos para el tren de alta velocidad de pasajeros y también en proyectos de tren de carga; en Norteamérica participa en el plan para un tren en el desierto de California.

Hu Zhenyi expresó que van a tomar al mercado de Latinoamérica como uno de sus objetivos principales y muestra de ello es que participa en el proyecto en Nicaragua para abrir un canal interoceánico que competiría con el Canal de Panamá, plan que debe de concretarse a fines del presente año.

Esta compañía tiene capacidades de investigación, desarrollo, diseño, construcción, producción de equipos profesionales, suministros e integración de sistemas, funcionamiento y mantenimiento para ferrocarriles de electrificación de 250 kilómetros por hora o más.

La empresa contaba hasta el año pasado con contratos por un valor de casi 140 mil millones de dólares, lo que representa beneficios por alrededor de 100 mil millones de dólares; tiene presencia en más de 74 países y trabaja en casi 600 proyectos.  

Se alista

La propuesta para el tren de pasajeros México-Querétaro implica la construcción y diseño de un transporte con velocidad de entre 250 a 300 kilómetros por hora.

“En CRCC todos estamos listos para participar, pero hace falta el apoyo del gobierno mexicano”, manifestó Hu Zhenyi, vicepresidente de la fabricante de trenes
china.

CRCC, empresa paraestatal del gobierno de China para la construcción de ferrocarriles, se convirtió en corporación en 2007 y fue listada en el Shanghai Stock Exchange (SSE)  y Hong Kong Stock Exchange (HKEx) en marzo de 1998.



[Dé clic sobre la imagen para ampliar]