China, la nueva ruta para cruceros

La industria global de barcos llegará a nuevo récord de expansión ante el aumento de los paseantes en el país asiático.
Esperan que 4 millones 500 mil ciudadanos chinos utilicen este tipo de servicio una vez al año en 2020.
Esperan que 4 millones 500 mil ciudadanos chinos utilicen este tipo de servicio una vez al año en 2020. (Reuters)

Tokio/Londres

Más de un millón de chinos tomarán unas vacaciones en crucero este año, casi cinco veces más de los que lo hicieron en 2012, una estadística que lleva a que la industria mundial alcance un nuevo récord de expansión de pedidos de barcos y una decisión colectiva de llevar al este los barcos más grandes y lujosos del mundo.

Pero es probable que el optimismo de las compañías de cruceros supere la realidad del auge en China: los agentes de viajes tuvieron que aplicar fuertes descuentos con el fin de llenar algunos de los nuevos barcos.

Los agentes marítimos que le dieron un seguimiento a las últimas dos décadas de la actividad del mercado dicen que en los últimos meses la inversión mundial en cruceros entró a una nueva fase. Pero esa observación llega con advertencias del pasado, expansiones explosivas de pedidos de cruceros en 1999 y 2006 a los que le siguieron caídas igualmente espectaculares.

El mercado tradicional seguirá con su dependencia en el gasto de los jubilados de la generación de los baby boomers en Occidente, pero al panorama de crecimiento le dará forma el gran aumento en el gasto que realiza la clase media asiática en vacaciones comparativamente cortas en el mar. La incógnita esta vez es si al establecer nuevas marcas chinas y con el desarrollo de puertos asiáticos se logrará un patrón que sea menos propenso a una caída.

Después de un aumento sin precedente de 50 por ciento año con año en los pedidos en 2015, se espera que el mercado sume otros 146 mil pasajeros más para 2020.

Los pasajeros de América del Norte y Europa representan 85 por ciento del mercado mundial de cruceros de 22 millones de pasajeros al año.  Pero son claras las señales de un cambio.

El gobierno chino le dio su respaldo a la industria de cruceros y espera que 4 millones 500 mil de sus ciudadanos viajen en crucero una vez al año para 2020. Una predicción más conservadora del banco de inversión Morgan Stanley, es de 3 millones de pasajeros al año, o 10 por ciento del mercado.

En Corea del Sur y Japón, que están a unos cuantos días de viaje por mar de Shanghái y Tianjin, los puertos locales compiten para ampliar sus instalaciones con el fin de poder acomodar a la nueva clase de megabuques, que pueden transportar a más de 6 mil pasajeros.

Las principales empresas de cruceros, lideradas por Carnival y Royal Caribbean, que juntas representan 80 por ciento del mercado Chino, empezaron a enviar nuevos buques para que tengan una base permanente en oriente y los equiparon con más lugares de compras, más casinos y cubiertas cerradas que se hicieron a la medida para satisfacer las necesidades locales.

La semana pasada, Carnival duplicó el número de sus marcas de cruceros en China para llegar a cuatro, con dos nuevos buques por llegar en 2017. Arnold Donald, presidente ejecutivo, dice que la compañía quería ofrecer “opciones y variedad para que satisfaga “los diferentes gustos y preferencias de los viajeros chinos”.

Agrega que Carnival puede poner en marcha una empresa conjunta con China State Shipbuilding Corporation y China Merchants Group para construir una marca de cruceros nacional china.

Royal Caribbean envió sus barcos más avanzados a China, incluyendo internet de alta velocidad, brazaletes inteligentes para pagos, una cápsula de cristal de 90 metros de altura desde donde puedes observar y tomar fotografías, barmans robóticos, un muro para escalar, coches chocones y un simulador de paracaidismo, con el fin de atraer a cada una de las generaciones de las familias chinas.

La evidencia más clara de este cambio, dicen los investigadores de Clarksons, la correduría con sede en Reino Unido, fue que los pedidos que se realizaron para cruceros llegaron a un máximo histórico. La cartera de pedidos en todo el mundo para el primero de septiembre fue de 41 barcos, con un valor combinado de cerca de 26 mil millones de dólares. En cuanto se resuelvan las cuestiones financieras y técnicas en los pedidos que realizó Celebrity, Virgin, MSC y Crystal, probablemente en los pròximos mese, el total sumará a 51 buques.

Al sur de Japón, en la ciudad de Fukuoka —un destino que comprobó ser popular para los compradores chinos— el operador del puerto cabildea con el gobierno central japonés para que le permita ampliar los muelles 330 metros más con el fin de alojar un nuevo crucero de clase Oasis. Del pronóstico de un millón de chinos que viajarán en crucero en algún momento de 2015, cerca de una cuarta parte llegaron a Fukuoka. Hace un año el puerto recibió 99 cruceros: este año recibirá 251.

Gianni Onorato, presidente ejecutivo de MSC Cruises con sede en Suiza, advirtió que el ritmo de inversión probablemente no sea lo suficientemente rápido.

“Seguramente habrá millones de chinos que viajen en crucero. El principal desafío no es tanto el desarrollo de peurtos y destinos de China, sino fuera de China”, dice. “Debido a la geografía se depende de Japón y Corea, y hasta el momento nadie ve la misma velocidad de desarrollo”.

Depender de China es una estrategia potencialmente arriesgada. Varias buques tuvieron que cancelar sus cruceros a Corea del Sur, uno de un pequeño grupo de destinos clave, después del brote del virus del MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) este año. Y los disturbios contra Japón de 2012 provocaron estragos en los itinerarios. Royal Caribbean no visitó ningún puerto japonés durante la primavera y verano de 2013.

Sin embargo, otro gran desafío será adaptar su oferta a los gustos chinos. Por ejemplo, Onorato señala que la comida es un elemento fundamental en la cultura china pero los consumidores toman un enfoque diferente al de sus pares occidentales. “No hay una separación clara del desayuno, el almuerzo y la cena”, dice, y agrega que la compañía se asocia con importantes chefs para modificar su servicio de alimentos.

Onorato agrega que MSC crea un nuevo puesto de “embajador de cruceros”, una persona que actuará como “tutor de pequeños grupos de clientes”, y los va acompañar durante todo el viaje. La compañía “trabaja ahora con dos socios principales para el reclutamiento y entrenamiento de personal”.

146 mil

Número de pasajeros que el mercado de este país espera sumar para 2020.

22 millones

Cifra de personas que utilizan este tipo de servicio anualmente.

85%

Cantidad del mercado que representan los pasajeros de América del Norte y Europa.