China abre la puerta a Visa y MasterCard

A finales de octubre el gabinete chino anunció que permitirá que las empresas extranjeras tengan acceso al mercado.
El logotipo de la empresa de tarjetas de crédito.
El logotipo de la empresa de tarjetas de crédito. (AP)

Shanghái

A partir de hoy los operadores mundiales de tarjetas bancarias, incluidos Visa y MasterCard, pueden solicitar licencias para saldar los pagos nacionales chinos, después de un esfuerzo de mucho tiempo para penetrar un mercado que dominan los operadores respaldados por el Estado.

Las mayores ganancias en los precios de las acciones de Visa y MasterCard durante el año pasado se dieron en respuesta a las políticas del gobierno chino de abrir el mercado de pagos de tarjetas locales a participantes extranjeros.

A finales de octubre el gabinete chino anunció que permitirá que las empresas extranjeras tengan acceso al mercado. El gobierno continuó en abril con los reglamentos que entraron en vigor el primero de junio.

Antes, todos los pagos en yuanes se tenían que saldar mediante China UnionPay, una red que creó el banco central y ahora es propiedad de 85 instituciones financieras, en su mayoría propiedad estatal. Pero en 2012 la Organización Mundial del Comercio dictaminó que China discriminó injustamente a los procesadores extranjeros de pagos, lo que otorgó una victoria a Estados Unidos, el país que interpuso la queja.

Expertos de la industria dicen que los participantes extranjeros todavía tendrán que batallar para arrebatarle participación de mercado a UnionPay, al que utilizan 80 por ciento de las tarjetas de débito y representó 72 por ciento del valor total de las transacciones en 2014, de acuerdo con Datamonitor.

“Visa y MasterCard tienen que construir su infraestructura local. En el pasado, solo operaban una oficina de ventas. En realidad, no tienen presencia física”, dijo James Chen, ex gerente general de MasterCard en China y ahora gerente general de First Data Corp en la gran China.

Los bancos chinos emiten tarjetas de crédito Visa, MasterCard y American Express —cuyos pagos procesan a través de sus redes en moneda extranjera—, pero pocos comerciantes chinos las aceptan. En su lugar, los titulares chinos de esas tarjetas las utilizan principalmente para viajar al extranjero.

Antes de 2010, muchos bancos emitieron tarjetas de crédito en dos tipos de moneda, tanto con UnionPay como con un logo extranjero. Pero se pararon esas tarjetas, principalmente después de una disputa entre Visa y UnionPay en 2010.

Los datos del banco central muestran que los intermediarios emitieron 4 mil 900 millones de tarjetas de crédito y débito en el país a finales de 2014, con un total de pagos al por menor de 42 billones (millones de millones) de yuanes (6.8 billones de dólares), un tercio superior en comparación con 2013.

“De manera realista, Visa y MasterCard no van a ser las redes de tarjetas dominantes en China en un plazo próximo”, dijo Tristan Hugo-Webb, director asociado de pagos globales de Mercator Advisory.