China e India, prioridad petrolera para México

El banco inglés señala que el país puede convertirse en ese periodo en uno de los principales exportadores de ese hidrocarburo en Asia.

México

Como resultado de la apertura del sector energético, México puede convertirse en uno de los principales exportadores de petróleo hacia los países emergentes del continente asiático, aseguró el banco inglés HSBC.

Según el reporte “Perspectivas de comercio internacional”, elaborado por la institución financiera, las reformas estructurales no serán el único factor que propicie el despunte del país, sino también el hecho de que la demanda por combustibles en Asia va en aumento.

Mauricio Muñoz, director de Comercio Internacional de HSBC México, resaltó que las estimaciones indican que en las próximas dos décadas China e India estarán entre los cinco principales destinos de las exportaciones de crudo mexicano.

Acorde con el estudio semestral del banco, la balanza comercial de México tiene el potencial de mejorar en cerca de 2 mil millones de dólares en los siguientes cinco o 10 años, siempre y cuando logre incrementar la producción petrolera a los niveles que tuvo en 2004.

Cifras de la Comisión Nacional de Hidrocarburos señalan que al cierre de 2013 la producción petrolera del país fue de 2.5 millones de barriles diarios, mientras que en 2004 la cifra se ubicó en 3 millones 380 mil barriles, es decir, una caída de más de 20 por ciento.

Cálculos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indican que la producción este año llegará a 2 millones 350 mil barriles diarios, mientras que para 2018, derivado de la reforma energética, se espera alcanzar 2 millones 850 mil barriles.

En meses pasados, HSBC anunció un programa que va de la mano de la banca de desarrollo, con el cual pretende aprovechar la apertura del sector energético, mediante un fondo de 26 mil millones de pesos, destinados a empresas proveedoras de la cadena energética.

Por otro lado, de acuerdo con el estudio de HSBC, las exportaciones reportarán un aumento cercano a 10 mil millones de dólares en el próximo lustro o década, mientras que las importaciones subirán en 8 mil millones de dólares.

El reporte también señala que debido al peso que tiene Estados Unidos como principal destino de las exportaciones mexicanas, el dólar continúa siendo el tipo de cambio de preferencia para las operaciones de comercio exterior, seguido del peso y el euro.

Asimismo, la institución inglesa también dio a conocer la actualización del Índice de Confianza de Comercio Internacional, en el cual se observa que en los últimos seis meses México mostró una mejora, toda vez que subió de 109 a 117 puntos.

Al respecto, Mauricio Muñoz expuso que el desempeño de las operaciones de exportación del país se “tambaleo” a principios del año,  como consecuencia de una reducción en la demanda de Estados Unidos en el primer semestre del ejercicio.

Sin embargo, continuó el directivo, “en la medida en que avanzamos hacia 2015 y los próximos años se espera que México se beneficie de una combinación entre el fortalecimiento de la economía estadunidense y los beneficios que traerá la reforma energética aprobada”.

En ese contexto, en una reunión celebrada en Londres, Luis Robles Miaja, presidente del consejo de BBVA Bancomer, señaló que la reforma energética abre por completo el sector a las inversiones privadas, tanto nacionales como extranjeras, lo que puede llevar a México a ser, junto con Estados Unidos y Canadá, el mercado energético más importante.

Robles Miaja resaltó que en los próximos cinco años México necesita invertir más de 30 mil millones de libras en gasoductos para producir electricidad, así como 27 nuevas termoeléctricas. “México requiere incrementar en 10 mil kilómetros su red para conectar a los principales centros de demanda en el país antes de 2018”, finalizó.

Opciones de inversión

De acuerdo con Luis Robles Miaja, el conjunto de reformas estructurales aprobadas en el último año abren importantes posibilidades de inversión, donde destacan el sector de telecomunicaciones y el energético.

Precisó que en los siguientes cinco años México tiene la obligación de invertir más de 30 mil millones de libras solo en gasoductos, mismos que permitan producir energía eléctrica. 

El directivo de BBVA afirmó que México está en una posición privilegiada y en los siguientes años podrá desarrollar todo su potencial mediante un crecimiento dinámico y sustentable debido a que las reformas aportarán 1.5 puntos al PIB.



<div align=center><a href=FOTO1target=blank><img src=FOTO2 border=0></a></div> <p align=center> <fontcolor=#005680> [Dé clic sobre la imagen paraampliar]</font> </p>


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]