¿Cuánto cempasúchil se necesita para adornar el Día de Muertos?

Productores del DF, Puebla, Oaxaca, Estado de México,  Morelos, Guerrero e Hidalgo siembran cada año más de un millón 900 mil plantas de cempasúchil para abastecer la celebración.
Panteón en la Ciudad de México
Panteón en la Ciudad de México (Notimex)

Ciudad de México

El Día de Muertos es una celebración mexicana que demanda alrededor de 12 mil toneladas de flor de cempoalxóchitl (“veinte flores” en náhuatl) o cempasúchil, las cuales son sembradas en el Distrito Federal, Puebla, Oaxaca, Estado de México, Morelos, Guerrero, Hidalgo, Coahuila, San Luis Potosí, Tlaxcala y Michoacán.

De acuerdo con estadísticas del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), para lograr esta producción se siembran más de un millón 900 mil plantas en mil 350 hectáreas. El valor comercial de este cultivo supera los 61 millones de pesos.

Tan sólo en el Distrito Federal participan alrededor de 700 productores cultivan flor de muerto, en su mayoría de la delegación Xochimilco. Los ingresos por la venta de cempasúchil en la capital del país ascienden a 10 millones de pesos y genera más de mil 500 empleos directos y dos mil indirectos.

La cosecha de las 30 variedades de cempasúchil, registradas por el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), inicia en los primeros días de octubre.

Además de su uso ornamental, la flor de muerto también tiene un alto potencial industrial y farmacéutico.

De acuerdo con la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana, el cempasúchil se recomienda principalmente en padecimientos digestivos y respiratorios. Se usa con mayor frecuencia para el dolor de estómago, los cólicos, contra los parásitos y para los resfriados.