El Ceesp calcula que 65% del gasto federal se puede maniobrar en base cero

Anticipan que en 2016 los ingresos serán 88 mil mdp inferiores a lo previsto en la Ley de Ingresos de 2015.
El pago a pensionados y jubilados no se podrá reprogramar.
El pago a pensionados y jubilados no se podrá reprogramar. (Juan Carlos Bautista)

México

Para la conformación del presupuesto base cero para el 2016 el gobierno federal tendría un margen de maniobra de 65 por ciento de su gasto total, afirmó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp).

En su análisis económico semanal, el organismo que encabeza Luis Foncerrada Pascal afirmó que de acuerdo con la clasificación de las finanzas públicas, el gasto total se divide en dos partes: el gasto no programable, que es donde se concentra el pago de intereses de la deuda y otros compromisos que son ineludibles, como las participaciones a entidades federativas, que representa casi 25 por ciento del gasto total programado para el 2016.

Además, las pensiones y jubilaciones, que representan cerca de 15 por ciento del gasto programable, y poco más del 10 por ciento del gasto total, son rubros donde tampoco se puede hacer mucho para reprogramarlo.

“Si bien es cierto que revisar a fondo todos los programas de gasto es fundamental para hacer más eficiente la asignación de recursos, también lo es identificar cual es el verdadero margen de maniobra que se tiene en este sentido”, subrayó.

El Ceesp afirmó que la posibilidad de concretar un presupuesto “base cero” es muy compleja, y puede llevarse mucho, por lo que podría ser más eficiente plantear un presupuesto basado en un tope de gasto en función de los ingresos disponibles.

Puntualizó que ello debe permitir que se ocupe un espacio importante para el desarrollo de infraestructura, que en la actualidad representa un importante freno para el crecimiento del país y la creación de empleo.

Asimismó, saludó la presentación de los Pre Criterios 2016 y emitió una opinión favorable en el actuar del Gobierno Federal en cuanto a su posición para fortalecer las finanzas del país, en un entorno en el que la renta petrolera disminuye por la caída de los precios del crudo.

No obstante, las autoridades anticipan que en 2016 los ingresos serán 88 mil 686.4 millones de pesos inferiores a lo previsto en la Ley de Ingresos del 2015, principalmente por la baja de 287 mil 326.5 millones de pesos de los ingresos petroleros como consecuencia del efecto proveniente de la disminución en los precios internacionales del crudo.

En cuanto al gasto público, se prevé una disminución de 181 mil 011.3 millones de pesos si se compara con lp aprobado en el Presupuesto de Egresos de 2015, o de una baja de 46 mil 743.2 millones de pesos si la comparación es con la cifra del gasto ajustado en 2015 con el recorte anunciado a inicios de año.