Castigo a Reino Unido dañará a UE, advierten

Empresarios tudescos hacen hincapié en el riesgo de dañar con ello a los otros 27 Estados de la UE.
Más de 3 millones de británicos demandan un nuevo referendo.
Más de 3 millones de británicos demandan un nuevo referendo. (Daniel Leal-Olivas/AP)

Berlín

El jefe de un organismo empresarial alemán advirtió a la Unión Europea sobre “castigar” a Reino Unido en las propuestas de negociaciones del brexit y con esto dañar las economías de los 27 Estados miembros restantes.

“No tenemos que hablar de castigar a las personas, si no sabemos que posiblemente nos castigamos nosotros”, dijo Markus Kerber, director general de BDI, la principal voz empresarial de Alemania. “Debemos cuidar nuestros propios intereses económicos”.

Al hablar con el FT, Kerber dijo que la Unión Europea debe adaptarse si Reino Unido sigue adelante con el brexit y buscar tener un acuerdo de acceso al mercado similar a los que tienen Suiza o Noruega.

“A lo que me opongo es a un juego donde incluso si Reino Unido quiere un acuerdo como el de Suiza o Noruega, la Unión Europea diga: ‘Vamos a pegarles duro en la cabeza’”.

Agregó; “Si la Unión Europea le puede ofrecer esas condiciones a Suiza y Noruega, no veo por qué no puede otorgar algo similar al Reino Unido”.

Suiza y Noruega, dos países no miembros de la Unión Europea, tienen acceso al mercado único del bloque, pero también deben aceptar la libre circulación de ciudadanos de la Unión Europea. Como el compromiso de reducir la inmigración fue un factor clave detrás del voto del brexit, no está claro si ese tipo de acuerdo será aceptable para Reino Unido”.

Kerber habló en medio de las preocupaciones de los empresarios de que la Unión Europea actúe con dureza con Londres para establecer un duro precedente para otros que podrían tener la tentación de salir. El ex banquero de 52 años, quien trabajó en Londres durante la década de los 90, expresó su sorpresa y pesar por el resultado del referendo: “Me sorprendió... pensé que iba a prevalecer el sentido común”.

Dijo que aún espera que los británicos puedan reconsiderar: “Espero que ahora Sunderland, Coventry y Birmingham (ciudades que votaron por el brexit) puedan cambiar de opinión”.

Al mismo tiempo, Kerber apoya el enfoque de la canciller Angela Merkel en prohibir las pláticas de prenegociación, a pesar de que muchas empresas quieren saber de los planes de Reino Unido.

También respaldó a Merkel con la medida de darle a Reino Unido tiempo para decidir sobre cuándo deben empezar las negociaciones de salida.

Pero dijo: “Mientras más inversiones nuestras se usen para atender el mercado doméstico del Reino Unido hay más probabilidad de que no les afecte. Pero si más de estas inversiones se destinan a exportar cosas a un mundo más amplio es menos seguro que eso pueda continuar”.

Kerber advirtió que cualquier intento de limitar la libertad de movimiento tendrá la resistencia de los empresarios, así como de los líderes políticos de la Unión Europea.

También advirtió que hay una gran propagación del populismo que ayudó a que ganara el voto por el brexit, incluso en Alemania: “Esto es mucho más profundo que la votación del referendo. Gran Bretaña tal vez es la primera prueba de la desconfianza que se tiene occidente frente a la globalización.

“Necesitamos una lucha ideológica. Después de 1989 caímos en la trampa de decir que ya no necesitamos la ideología. Pero la necesitamos. Necesitamos la pasión en la política”.