Falta de inversión limita aprovechamiento de ampliación de Canal de Panamá

Se estima que la región debe invertir por lo menos cuatro veces más de lo que destina en la actualidad, para estar al nivel de la infraestructura promedio en los países de la OCDE.

Panamá

Rezago en la infraestructura portuaria, desarrollo logístico y financiamiento son los factores que limitan a América Latina para aprovechar la expansión del Canal de Panamá, la máxima obra portuaria registrada en la región en los últimos 30 años que será inaugurada este domingo, tras una inversión de 5 mil 430 millones de dólares.

Reinaldo Fioravanti, especialista senior en transporte y logística del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), señaló que el desafío más importante de América Latina es la productividad, la cual está rezagada con respecto a la operación de los puertos en Estados Unidos o Asia y el principal impulsor de la productividad es la infraestructura.

La preocupación, apuntó, no es sólo porque existe un rezago en infraestructura y calidad, sino porque realmente no se ha avanzado mucho.

Se estima que América Latina debe invertir al menos el 5 por ciento de su producto interno bruto para estar al nivel de la infraestructura promedio en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico de la OCDE, es decir que debe invertir al menos cuatro veces más de lo que destina en la actualidad.

La expansión del Canal de Panamá consistió en la construcción de dos complejos de esclusas de tres niveles, una en el lado Pacífico y otra en el lado Atlántico, con el cual se logró una ampliación y profundización de los cauces de navegación, que permitirán el paso de buques Neopanamax, buques de más de 13 mil TEUS.

Este programa conlleva también el ensanche y profundización de los cauces de navegación existentes del Lago Gatún y de las entradas del mar del Pacífico y del Atlántico.

En la primera etapa del Canal de Panamá, inaugurado en 1914 se tiene la capacidad para atender buques de hasta 4 mil TEUS (Unidad de medida equivalente a contenedores de 20 pies), con la expansión se tendrá capacidad de atender barcos de hasta 14 mil TEUS.

Para acortar la brecha en infraestructura el BID promueve esquemas de colaboración de inversión público- privada para atender los problemas de infraestructura y esto tiene que ser parte de la solución.

La segunda opción para atender es mejorar la infraestructura existente com la tendencia es construir infraestructura con una visión sustentable de cuidado al medio ambiente, apuntó Fioravanti.