Inseguridad y ambulantaje han pegado mucho: Topete

El presidente de la Canaco Guadalajara señala que el comercio informal es muy difícil de erradicar, a pesar de las medidas que ha tomado el gobierno en materia fiscal para que se incorporen a la ...

Guadalajara

F ernando Topete resalta que la inseguridad acaba con el ánimo de los comerciantes, lo que provoca pocas ganas de continuar trabajando. Además, pide a las autoridades que actúen para combatir el ambulantaje en temporadas fuertes, como la Semana Santa que se avecina, pues ya obtienen más ganancias que los negocios establecidos.

¿La Canaco ya superó aquel riesgo de cuando se quitó la obligatoriedad de las cámaras, ya llegan solos los comerciantes buscando el apoyo?

Sí los tenemos que buscar y tenemos que hacer como cualquier empresa algo de marketing y de atracción para buscar nuevos afiliados, pero sí es fácil cuando llegas de Cámara de Comercio muchas puertas se te abren. Nosotros tenemos dos grandes soportes, uno es la afiliación y todo lo interno, el centro de capacitación, el centro de negocios, los restaurantes, los salones, pero también el ramo de turismo, somos cámara de comercio, servicios y turismo y en turismo sí tenemos mucho y estamos creciendo mucho porque realmente Guadalajara está destacando fortísimo, hay que recordar que Cámara de Comercio forma parte de Expo Guadalajara y en turismo sí le vamos a dedicar mucho tiempo y ahí es donde estamos atrayendo a mucho personal.

Como organización poderosa que es la Canaco, ¿cuáles son las demandas hacia las autoridades, hacia la dinámica social?

Son tres cosas las que el afiliado busca la capacitación, red de negocios y la representatividad. Yo creo que en la representatividad sí tenemos que ser como siempre una cámara que no hace declaraciones estridentes, pero sí somos muy exigentes y muy firmes en que realmente el gobierno nos facilite nuestra labor empresarial porque crear empleos está en nuestro lado, pero en un entorno amigable y favorable. Mucha gente me dice que la reforma fiscal y sí, la reforma nos pegó y está durísimo, sin embargo, creo que muchos comerciantes diríamos “qué bueno que estamos contribuyendo con estos impuestos, pero háganos un entorno favorable”, donde los trámites sean fáciles para empezar nuestra empresa, en donde no hay inspectores que vengan a inspeccionarnos sino que vengan a  ayudarnos. La reforma fiscal sí nos pegó muy fuerte pero nos ayudaría mucho más un entorno amigable para hacer negocios donde el gobierno y la sociedad, tomando su papel de exigencia, mejoráramos las condiciones de trabajo.

En este sentido, ¿cuáles son las amenazas que más siente el comerciante agremiado, los asaltos por la inseguridad, la competencia desleal por el ambulantaje?

Exactamente esos, desde luego la inseguridad, sí hay comercios que se ven muy afectados, ayer a un socio de cámara muy estimado lo asaltaron y le robaron dinero, la semana pasada otro, entonces sí, la inseguridad nos ha pegado muchísimo.

La Canaco es un termómetro muy fiel de lo que está pasando en las calles. ¿Cuál es la medición, cómo está la ciudad en este momento en ese tema?

Lamentablemente los afiliados se han quejado de más asaltos, y son asaltos rápidos, de poquito y se van. Es más el costo anímico y emocional que el costo del efectivo. Podrán llevarse 200 pesos en una tiendita de abarrotes, pero a esa gente le tumban todo, le tumban el ánimo, las ganas de emprender, se sienten defraudados, llega el momento que dicen “no me pasó nada”. Eso no debe de ser, creo que tenemos que coadyuvar todos porque es un problema que inicia desde la educación de nuestra gente, de que haya mejores empleos mejor remunerados, porque también ya caímos en la vida fácil, que asaltar es fácil y no pasa nada. La impunidad, por falta de denuncia y si denuncias la lentitud de los procesos, para no llegar a nada en un alto porcentaje. Para mí ese es el problema.

El tema del ambulantaje, un tema que mantuvo en jaque a la mayoría de las autoridades municipales de la zona metropolitana, ¿ven ustedes solución a ese fenómeno?

Al 100 por ciento está muy difícil, no sé cuánto voy a vivir, pero yo creo que no voy a ver ese resultado al 100 por ciento, sin embargo, sí se puede atacar. Creo que hay grandes empresas de ambulantaje que no pagan impuestos y que tienen empleados y a lo mejor llegan a 18 o 20 puestos y los ponen. A la pobre señora que vende papitas sería hasta mal quitarle la fuente de ingreso, pero cuando ya es una persona que está atrás, que importó desde la frontera, que pasa productos subvaluados, ropa china, pagando un impuesto muy pequeño, no pagan impuestos en la plaza, no pagan seguro social, esos yo pienso que sí es donde tendríamos que actuar.

Y que su existencia supone corrupción.

Claro, corrupción, ambulantaje, informalidad, falta de transparencia, ahí están las mismas palabras. Yo creo que el ambulantaje sí está pegando mucho, hay esfuerzos loables que son aspirinas, como el RIF, que está funcionando, el registro al Régimen de Incorporación Fiscal que está haciendo que algunos informales están viendo que les conviene ser formales, que van a ayudar. La gente con buena intención ya se está incorporando.

¿Cuáles son los datos que tiene la Canaco en su último estudio sobre este fenómeno del comercio ambulante?

Que lamentablemente el tema en el Centro, se llevan casi el 60 por ciento de las ventas.

¿Ya rebasó las ventas de los comerciantes establecidos?

Respecto a lo que se quejan nuestros afiliados sí. Hay un tema muy importante que es por temporadas, y aprovecho la ocasión para hacer un llamado a las autoridades porque en la Semana Santa es una locura de gente, de ambulantaje, cierran las calles, es un caos. Espero que la semana que entra no, ojalá me equivoque pero el 70 u 80 por ciento va a ser ambulantaje.