Viven de día y noche a Campus Party

Los campuseros aprovecharon las horas sin conferencias para adelantar sus proyectos.
El Centro de Enseñanza Técnica Industrial creó la torre más alta de cajas de pizzas.
El Centro de Enseñanza Técnica Industrial creó la torre más alta de cajas de pizzas. (Mariana Coronado Mendoza)

Guadalajara

El plan a nadie le importó. Se trataba de que llegada la noche los campuseros optaran por dormir, recuperar fuerzas y continuar por la mañana con sus proyectos, sin embargo no funcionó, pues ellos decidieron aprovechar las horas sin conferencias para trabajar en sus retos y darle vida a la fiesta tecnológica más importante de México, tanto en el día como en la noche. 

Luego de la presentación inaugural que ofreció la Orquesta Sinfónica de Zapopan a las 22:00 horas, los asistentes aún reunidos en el escenario principal “Feel the Future” organizaron y apreciaron competencias, unas más técnicas como un torneo de mapping electrónico y otras más simples pero divertidas, como lograr la torre más alta de cajas de pizzas. 

Esta última organizada por estudiantes del Centro de Enseñanza Técnica Industrial (CETI) convocó a decenas de campuseros quienes al grito de “olé, olé, olé, pizza, pizza” incentivaban a que la torre de más de 70 cajas creciera. 

Pasadas la 1:00 de la mañana, los pasillos se llenaron de aparatos y productos en exhibición disponibles a la venta, desde playeras y tazas de café hasta videojuegos, cámaras y computadores de alta tecnología. Además, algunos jóvenes aprovecharon para dar a conocer los avances de sus proyectos y como dijo Antonio Macedo, estudiante de Mecatrónica de la Universidad de Guadalajara, escuchar las debilidades y fortalezas de sus ideas. 

En el stand del gobierno de Zapopan hubo competencias de karaoke hasta las 2:00 de la mañana; en el área de creatividad y emprendimiento se proyectaron películas y, a las afueras de la zona de acampar, varios compartieron pasos de baile. Destaca que en el sitio comentado, se instalaron 3 mil 260 casas de campaña en la parte general y 250 en la seleccionada para la Universidad de Guadalajara, las cuales en total albergan a 7 mil campuseros de distintas instituciones educativas del país. 

Ahí, se instalaron 60 regaderas más dos servicios de lavabos que en su mayoría fueron utilizados por la mañana, pues durante toda la noche se llevaron a cabo actividades tanto de emprendimiento como de entretenimiento que fueron amenizadas con altos decibeles de música electrónica hasta las 7:00 del día. 

“Al ser el evento de 24 horas, se hacen retos, competencias, juegos, cada persona decide si duerme y a la hora que lo hace. Hay quienes se duermen debajo de las mesas y en la arena y eso está permitido”, puntualizó Verónica González, colaboradora del evento. 

Por lo pronto no ha ocurrido ninguna incidencia con las casas, pero González recomienda el uso de candados de seguridad que pueden adquirir en los módulos del camping, puesto que el campus no se hace responsable de objetos perdidos.