Caída del crudo impacta a la industria petroquímica

Exceso de oferta en Estados Unidos provoca que disminuya sus importaciones, de acuerdo con analistas de Platts ubicados en Houston.
Se pronostica abundancia de polietileno en el continente americano.
Se pronostica abundancia de polietileno en el continente americano. (Especial)

Tamaulipas

No puede hablarse de precios de petroquímica o resinas sin tocar el tema de la caída del crudo, lo cual ha sido monumental en cuestión de efectos no solo en Latinoamérica –el puerto de Altamira, entre ellos- sino en los principales mercados globales como Asia, Estados Unidos y Europa, consideró Bernardo E. Fallas.

Durante un seminario en red ofrecido por Platts, una compañía de McGraw Hill Financial, el jefe de redacción para Platts en olefi nas y polímeros, con base en Houston abordó el tema "Mercado de polímeros en Latinoamérica, el comportamiento de precios y las actualidades" Consideró que la caída del precio del crudo tiene un gran impacto en la industria petroquímica.

Inició su charla hablando sobre los indicadores Brent y WTI; este último es un precio doméstico para Estados Unidos, mientras que el Brent es el precio de referencia que se emplea a nivel global porque se usa para exportaciones e importaciones.

"De junio 2014 a la fecha, los precios del crudo han bajado o caído más del 55 por ciento; es más, Brent cayó a su nivel más bajo desde abril de 2009 a principios de 2015. En estos momentos, el precio WTI terminó julio a su nivel más bajo desde 2008. Se mantiene a niveles por debajo de 50 dólares por barril, mientras que el Brent fluctúa entre 55 y 60 dólares por barril.

"El hecho de que WTI esté a menos de 50 dólares por barril es importante porque todavía en Estados Unidos están en temporada pico de demanda de gasolina, cuando generalmente se ven los precios más altos".

Al preguntarse a qué se debe esta marcada tendencia a la baja en los precios del crudo, comentó que mucho tiene que ver que la producción de crudo en Estados Unidos ha crecido de manera importante en los últimos años, gracias a las tecnologías de shale oil, mientras que las importaciones han disminuido.

"En 2014 terminó en 9.285 millones de barriles diarios, y estamos a cuestión de meses o un año de llegar a niveles no vistos desde 1970, cuando el mercado norteamericano disfrutó de su era peak oil o petróleo pico.

"Al mismo tiempo, las importaciones han caído de manera precipitada. Cabe recordar que Estados Unidos, por ley, no puede exportar crudo; por ende, lo que se produce en la Unión Americana no está encontrando mercados de exportación y las importaciones son menos, por lo que tratan de buscar nuevos mercados".