Caen ventas en más de 30%; empresas ya viven recesión

La empresaria Inocencia Moedano Orta explicó que en este 2013 las empresas se están viendo obligadas incluso a bajar su producción porque no hay ventas.
Inocencia Moedano Orta, presidenta de la Canacintra en Hidalgo.
Inocencia Moedano Orta, presidenta de la Canacintra en Hidalgo. (Arturo González)

Pachuca de Soto

A pesar de que aún no se ha dicho abiertamente que la economía nacional entró en recesión, las empresas ya la están viviendo, pues no sólo están paradas, sino que en esta recta final del año están teniendo pérdidas, según señaló la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación en la entidad, Inocencia Moedano Orta.

La empresaria explicó que contrario a lo que sucede a finales de año que es cuando las empresas cierran negocios importantes y cobran algunas facturas de productos comercializados en los primeros meses, en este 2013 ha resultado totalmente diferente y ahora las empresas se están viendo obligadas incluso a bajar su producción porque no hay ventas.

Dijo que la caída en las ventas, tan sólo en lo que va del año, es de aproximadamente un 30 por ciento, lo que es muy grave, pues el arranque también ‘estuvo flojo’.

Señaló que esta situación también ha obligado a las empresas a prescindir de algunas plazas laborales y se están dando despido de trabajadores, lo que agrava la situación, pues por un lado esas personas se quedan sin trabajo y sin sustento, además de que algunas empresas están teniendo juicios laborales, pues no logran ponerse de acuerdo con el trabajador.

“La situación en las empresas es muy crítica, el empresariado está batallando mucho, no hay dinero, no hay equilibro en cuanto a la economía y la productividad, y muchas empresas han entrado ya a una franca recesión, encontrando imposible sostener las fuentes de empleo.”

Dijo que en este tema, los industriales de Hidalgo han reducido su plantilla laboral en un 15 por ciento y alertó que al final del año pudiera ser mucho más.

Inocencia señaló que esta situación no sólo se está viviendo en Hidalgo, sino que es generalizada en todo el país, pues a pesar de los esfuerzos que hacen las empresas para tratar de buscar nuevos mercados, lo cierto es que no hay dinero corriente.

Dijo que el problema con la industria es que tiene un efecto ‘dominó’, porque el sector gira en base a cadenas productivas o clústeres, por lo que cuando caen las ventas del producto final, “toda la cadena va para abajo”.

Señaló que, además de la crisis económica que se vive en el país, este problema se agravó porque no fluyeron los recursos públicos a tiempo,

“Tenemos que recordar que la obra pública, que las compras gubernamentales, son lo más fuerte que mueve la economía en el país, lo que mueve a las cadenas productivas y todo eso está parado”.

Dijo que por ejemplo en lo que se refiere a las compras gubernamentales, no ha habido, es más, denunció, ni si quiera han salido las licitaciones federales a pesar de que ya es el décimo mes del año.