Economía de EU cae por primera vez en 3 años

El Departamento de Comercio reportó una caída de 1% del PIB durante el primer trimestre de 2014, por un menor consumo interno y por un mayor déficit comercial.

Washington

La economía de Estados Unidos se contrajo en el primer trimestre por primera vez en tres años ya que cedió ante el impacto de un clima invernal severo, pero hay señales de que la actividad repuntó posteriormente.

El Departamento de Comercio revisó hoy a la baja su estimación del crecimiento para mostrar una retracción del Producto Interno Bruto (PIB) a un ritmo anual de 1.0 por ciento.

Fue el peor desempeño desde el primer trimestre de 2011 y reflejó un ritmo de acumulación de inventarios mucho más lento, junto con un déficit comercial mayor de lo estimado anteriormente.

Previamente el gobierno había calculado una expansión de 0.1 por ciento para el período.

No es inusual que el gobierno haga fuertes revisiones a los números del PIB pues cuando determina sus cálculos iniciales no tiene los datos completos.

El declive de la producción, que también reflejó un desplome del gasto empresarial en estructuras no residenciales, fue más brusco de lo previsto por los expertos de Wall Street.

Los economistas esperaban que la revisión mostrara una contracción de 0.5 por ciento.

La economía creció a un ritmo de 2.6 por ciento en el cuarto trimestre. Los mercados financieros de Estados Unidos probablemente pasen por alto el reporte del jueves, considerando los factores temporarios que pesaron sobre el crecimiento y el hecho de que la actividad económica está repuntando.

Distintos indicadores, desde el empleo hasta las manufacturas, sugieren que el crecimiento se acelerará fuertemente en el segundo trimestre.

Los economistas estiman que el tiempo severo podría haber restado hasta 1.5 puntos porcentuales del crecimiento del PIB.

El gobierno, sin embargo, no dio detalles del impacto del clima.

Las empresas acumularon inventarios por 49 mil millones de dólares, mucho menos que los 87 mil 400 millones de dólares estimados el mes pasado.

Fue la menor cantidad en un año e hizo que al final los inventarios restaran 1.62 puntos porcentuales de la expansión del primer trimestre.

Pero las existencias deberían ser un impulso para el crecimiento del segundo trimestre.

Si bien el declive de las exportaciones no fue tan severo como se creía inicialmente, el crecimiento de las importaciones fue más fuerte.

Eso resultó en un déficit comercial que quitó 0.95 puntos porcentuales a la expansión del PIB.

Una medición de la demanda doméstica que excluye exportaciones e inventarios se expandió a un ritmo de 1.6 por ciento, en lugar de 1.5 por ciento, indicando fortaleza subyacente en la economía.

El consumo, que explica más de dos tercios de la actividad, creció a una tasa de 3.1 por ciento.

Previamente se había reportado un avance de 3.0 por ciento.

El gasto fue impulsado por la Ley de Acceso a la Salud, que expandió la cobertura a muchos estadounidenses.

El gasto empresarial en estructuras no residenciales, como perforaciones de gas, se contrajo a una tasa de 7.5 por ciento.

Previamente se había reportado un incremento a un ritmo de 0.2 por ciento. El informe mostró que las ganancias corporativas después de impuestos se derrumbaron a un ritmo de 13.7 por ciento, la mayor caída desde el cuarto trimestre de 2008.