Cae previsión del PIB por la inseguridad

Para 2015, el crecimiento será de 3.87%, indicador sin cambios respecto al reporte de mayo, pero inferior al 4.7% previsto por el gobierno federal.
Subrayan como obstáculo económico los problemas ocasionados por la inseguridad.
Subrayan como obstáculo económico los problemas ocasionados por la inseguridad. (Jesús Quintanar/Archivo)

México

Por sexto mes consecutivo descendieron las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, pues ahora estiman que el producto interno bruto (PIB) en 2014 aumentará solo 2.65 por ciento, desde el cálculo anterior de 2.77, de acuerdo con la encuesta del Banco de México (Banxico).

Ese nivel de crecimiento queda prácticamente en línea con la previsión del gobierno federal, que calcula que el PIB aumentará 2.7 por ciento este año.

La encuesta del banco central correspondiente a junio dejó ver que en los próximos meses los problemas de inseguridad pública seguirán siendo los principales elementos que los especialistas consideran que obstaculizarán el crecimiento económico, ya que este rubro fue el más mencionado por los expertos por sexto mes consecutivo.

Otros factores que detendrán el desempeño del producto interno bruto serán: la debilidad de los mercados interno y externo y en la economía mundial, la política fiscal que se está instrumentando, y la incertidumbre sobre la política y la situación financiera interna.

Al respecto, analistas de Grupo Financiero Ve por Más indicaron que el reporte del Banxico deja ver que las expectativas económicas para 2014 continuaron deteriorándose; no obstante, destaca que la proporción de encuestados que refirió como una limitante para el crecimiento la incertidumbre sobre la economía interna disminuyó, lo cual es una señal de que las variables económicas de coyuntura comienzan a tener lecturas más claras.

“En general, se ha observado una lectura positiva en los indicadores adelantados. Ello sugiere que la economía podrá tener un punto de inflexión en el segundo trimestre de 2014 y frenar su deterioro, para comenzar a crecer en el segundo semestre del año”, señaló Ve por Más.

El informe del banco central también mostró que los especialistas ven menos probable que en el segundo trimestre de 2014 se observe una reducción en el nivel del PIB real ajustado por estacionalidad respecto al trimestre previo; es decir, disminuyó la expectativa de que se registre una tasa negativa de variación trimestral desestacionalizada del PIB real en este periodo.

Para 2015, la encuesta del Banxico señaló que el PIB  aumentará 3.87 por ciento. Este nivel permaneció sin cambios respecto a la encuesta de mayo, pero resulta inferior al 4.7 por ciento previsto por el gobierno federal.

Por otra parte, los especialistas consultados por el Banxico disminuyeron sus previsiones de crecimiento en el nivel de precios, pues la expectativa para la inflación general al cierre de 2014 pasó de 3.81 por ciento a 3.79, mientras que para la inflación subyacente permaneció prácticamente igual, en 3.50 por ciento.

Para el próximo año, los resultados de la encuesta no mostraron variaciones importantes, pues el estimado para la inflación general pasó del reporte de mayo de 3.51 por ciento, a 3.50 en junio, y para la inflación subyacente de 3.24 a 3.20 por ciento.

Referente al tipo de cambio, los cálculos para fin de año se mantuvieron prácticamente en el mismo nivel considerado en mayo, al pasar de 12.96 pesos por dólar a 12.95, mientras que para 2015 se ubicaron en 12.90, desde 12.93 pesos del reporte anterior.

En cuanto al mercado laboral, los resultados de la encuesta de junio se revisaron ligeramente al alza, ya que los especialistas consideran que el número de asegurados en el IMSS este año será de 586 mil, desde el cálculo previo de 583 mil personas. Para la tasa de desempleo la previsión fue de 4.58 por ciento, prácticamente en el mismo nivel considerado previamente (4.56).

Sucesivas caídas

En diciembre de 2013, los especialistas consultados por el Banco de México estimaban un aumento en la economía de 3.41 por ciento en 2014. Desde entonces, las previsiones han disminuido mes con mes, para situarse en junio en 2.65 por ciento.

Para 2014 y 2015, la mayoría de los analistas estima que la inflación general se ubicará en torno al objetivo del banco central (3 por ciento más/menos 1 por ciento), y prevén que la inflación subyacente estará en un rango de entre 2 y 4 por ciento.

Los expertos prevén que en 2014, México recibirá 24 mil 488 millones de dólares por concepto de IED.