Leyes secundarias de reforma energética darán certidumbre

El presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Francisco Salazar, explicó que directivas y reglamentos de los sectores de energía e hidrocarburos darán certeza jurídica a los inversionistas.  
Francisco Salazar, presidente de la CRE.
Francisco Salazar, presidente de la CRE. (Especial )

Ciudad de México

La reforma energética que promulgó este viernes el presidente Enrique Peña Nieto contiene las directrices de lo que será la legislación secundaria, que a su vez debe considerar la expedición de documentos más específicos como son las directivas y reglamentos tanto del sector eléctrico, como de hidrocarburos que darán certidumbre a los inversionistas y al mercado, adelantó el presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Francisco Salazar Diez de Sollano.

Por ejemplo, en materia del sector eléctrico ya sabemos que la legislación secundaria debe detallar la operación del Centro Nacional de Control Eléctrico, que será el organismo  encargado de realizar el despacho de energía eléctrica en toda la República Mexicana. Después habrá que esperar las directivas y reglamentos de este organismo.   

En el sector de hidrocarburos ocurrirá lo mismo, la reforma al considerar la creación del Centro Nacional de Control de Gas Natural, es de esperarse que las leyes secundarias, directivas y reglamentos estén estructuradas para guiar la operación detallada de esta institución.  

También es de esperarse que en las leyes secundarias se afine la operación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos y de la Comisión Reguladora de Energía al otorgarles nuevas facultades para fortalecerlas.

En adelante, la CRE regulará los servicios de transmisión y  distribución de electricidad, que hasta antes de la reforma eran exclusivas de Comisión Federal de Electricidad.

A partir de la reforma, la iniciativa privada podrá participar en la generación, transmisión, distribución y comercialización de electricidad.  

De este modo, las facultades de la CRE consistirán en evaluará las tarifas, las condiciones contractuales, así como la calidad del servicio en estas áreas. También vigilará que haya condiciones de igualdad y competencia en el mercado en estos eslabones de la cadena industrial.

La capacidad de almacenamiento para tres días

Al aplicarse la reforma energética, agregó el presidente de la CRE,  habrá nuevos paradigmas en la actividad económica del país como la construcción de nueva infraestructura de almacenamiento para combustibles como petróleo, gasolina, combustóleo, y gas.

En México, informó Diez de Sollano, la capacidad de almacenamiento de combustibles es equivalente a tres días, cuando la práctica internacional es de 30 días.     

Es de esperarse que está nueva infraestructura se construya según la dinámica de mercado es decir, en los lugares donde haya mayor consumo y centros de producción.