Construcción en el estado crecerá 4%, estima la CMIC

El presidente del organismo comentó que esperan una derrama de 13 mil millones de pesos en inversión pública y de 20 mil millones en inversión privada.
Arturo Moyeda Treviño, presidente de la CMIC Nuevo León (centro).
Arturo Moyeda Treviño, presidente de la CMIC Nuevo León (centro). (Marilú Oviedo)

Monterrey

Los constructores del estado ven favorable el panorama de la industria para este año al estimar un crecimiento de 4 por ciento, sin embargo, advierten de los riesgos que podría originar la volatilidad en el precio del petróleo y del tipo de cambio en los costos de las materias primas y la maquinaria que utilizan, dijo Arturo Moyeda Treviño, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Nuevo León.

“Esperamos un 2015 mejor que el 2014, nos pudiéramos aventurar que el crecimiento del sector pudiera estar entre 3.5 a un 4 por ciento”, estimó el dirigente en conferencia de prensa previo a la toma de protesta por tercer periodo.

La inversión en obra pública, mencionó, ascenderá a unos 13 mil millones de pesos, mientras que la privada se espera alcance los 20 mil millones de pesos, impulsadas por la llegada de la armadora Kia y otras inversiones, así como el sector de vivienda.

“Afortunadamente desde antes de que finalizara el 2014 se empezó a sentir una ligera recuperación la industria de la construcción, se empezó a regularizar, a tener números negros y crecimientos, y debemos terminar el año con un crecimiento de 2 por ciento”, añadió el dirigente de los constructores del estado.

Este escenario, dijo el empresario, esperan que no se vean truncado o ajustado el presupuesto para obra pública que contempla concretar en este año el Gobierno Federal ante una afectación en la economía por la volatilidad en los precios del petróleo y tipo de cambio.

“Yo espero las coberturas que tiene el Gobierno Federal para protegerse ante la caída del precio del petróleo sean suficientes y la otra parte con la que compensaría el Gobierno es el incremento de la recaudación fiscal, yo espero que con las cobertura y una buena recaudación pueda mantenerse este presupuesto para obra pública”, enfatizó Moyeda Treviño.

Mencionó que otro punto que causará impacto negativo en el desempeño de las constructoras es el dólar caro, dado que gran parte de la maquinaría y equipo son americanos y hasta europeos, así que todos los componentes o refacciones están tasados en dólares.

Previó que los costos de producción en este año se incrementarán considerablemente en este año, por lo que espera que no se recorte el número de obras ya que éstas se encarecerán.

“Esto nos mueve para ser más eficientes y poder compensar a fin de no perder competitividad en el mercado”, señaló el constructor.