CLIP pide supervisión de obras por instancias colegiadas

Agustín Arellano, presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada, aseguró que los Colegios de Arquitectos e Ingenieros deberían vigilar la adecuada realización de las construcciones.
El CLIP Torreón pidió que los Colegios de Arquitectos e Ingenieros supervisen las obras del municipio.
El CLIP Torreón pidió que los Colegios de Arquitectos e Ingenieros supervisen las obras del municipio. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Las obras estatales y municipales deben ser supervisadas por los miembros de instancias colegiadas, como son el Colegio de Arquitectos y el Colegio de Ingenieros, para dar mayor certidumbre a la calidad.

De acuerdo a Agustín Arellano, presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada, obras como las que se realizan en la avenida Morelos con recursos del Impuesto Sobre Nómina, tendrían que ser supervisadas por especialistas.

Expertos de cuerpos colegiados dieron a conocer, que hace algunas semanas que no se les había convocado para realizar alguna supervisión de obras.

"Sí debe haber supervisión, sería bueno que se le dé oportunidad a los expertos para que intervengan y vean que el trabajo se esté realizando de manera correcta", expuso.

"En el CLIP está el Colegio de Ingenieros y Arquitectos, creo que sólo es cuestión de ponerse de acuerdo y que estén vigilando el buen trabajo".

Dijo que se haría esta solicitud por parte de organismos como el CLIP, por lo que se analizará al interior para ver la viabilidad de poder realizar labores de supervisión.

"Si es conveniente se les pedirá la supervisión, aunque esto se tuvo que haber sido desde el inicio de las obras, no hasta al final de la primera etapa, son obras que van enterradas pero que se deben estar vigilando", externó.

"Aquí lo importante es que se concluyan, porque pueden presentarse problemas de continuar las lluvias, eso es lo principal, terminarlo y luego checar que todo haya quedado en buenas condiciones".

Recordó que los recursos que se utilizaron en la primera etapa son del Impuesto Sobre Nómina, alrededor de 20 millones de pesos, autorizados para este proyecto en 2013.

Y en el 2014 fueron otros 20 millones de pesos, sólo en la primera etapa que incluye las obras que fueron enterradas.