CIRT pide garantías antes de sumar radiodifusoras

El gremio asegura que está abierto a la competencia siempre y cuando ésta se dé en condiciones equitativas y ordenadas.
El gasto en publicidad en radio ha disminuido.
El gasto en publicidad en radio ha disminuido. (Mónica González)

México

La Cámara de la Industria de Radio y Televisión (CIRT) hizo un llamado al Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) para que considere una serie de lineamientos con el fin de diseñar políticas de desarrollo para la industria antes de licitar espectro para más estaciones de radio.

La CIRT aseguró que está abierta a la competencia, siempre y cuando ésta se dé en condiciones equitativas y ordenadas, que garanticen una adecuada sustentabilidad empresarial.

Dicha sustentabilidad debe permitir mantener el empleo e ingreso de sus trabajadores, así como la inversión para la incorporación de nuevas tecnologías acordes al desarrollo nacional y al de contenidos de calidad, en beneficio de las audiencias.

Los lineamientos se basan en un estudio desarrollado por la firma Consultores Internacionales para la CIRT, el cual muestra, entre otras cosas, que de licitarse el espectro se podrían generar consecuencias adversas para las actuales estaciones de radio.

El Ifetel en su programa anual de uso y aprovechamiento de frecuencias 2015, indicó que se licitarán 191 estaciones de radio en Frecuencia Modulada (FM) y 66 en Amplitud Modulada (AM), además de 112 concesiones para radiodifusoras de uso público y social.

Con base en el cálculo del Índice Herfindahl-Hirschman (IHH), cuyos valores debajo de mil 500 indican un mercado no concentrado, para el caso de la radiodifusión sonora en México fue de 172, concluyendo que no existe tal concentración, por lo que "no existen razones que justifiquen un nuevo régimen de concesiones basado en una supuesta alta concentración (determinada por el Ifetel)".

Agregó que la estructura de prestaciones contra las cargas impositivas de la industria no se compara con la industria de ningún otro país, pues aquí, además del ISR e IVA, el impuesto de radio y televisión o tiempos fiscales representa 25 por ciento de todos los pagos efectuados por los anunciantes.

A lo anterior se une la presencia de estaciones de radio piratas las cuales según el estudio realizado en diferentes localidades, representan 59 por ciento del total que hay en el país, e incluso en algunos lugares llega a 90 por ciento, lo cual, aseguró, refleja la falta de orden en el mercado.

Además se mencionaron los costos económicos y sociales que les implica la delincuencia organizada, pues hay expulsión de empresas, lo que reduce el gasto publicitario; la extorsión a las mismas radiodifusoras, el incremento en el número de estaciones pirata, e incluso el uso de radiodifusoras autorizadas que son utilizadas por el crimen organizado.

En 2008 se destinó a la radio 9.5 por ciento del gasto total en publicidad, para 2014 dicho porcentaje fue de 8.8 por ciento y este año la industria fue desplazada del segundo lugar por internet en captación de publicidad, por lo que se estima que la cifra seguirá disminuyendo.

Además se contempló que la transición a la Radio Digital Terrestre podría implicar costos de entre 75 mil y 150 mil dólares por estación, porque los equipos de transmisión tienen un precio aproximado de 50 mil dólares más otros gastos, como la capacitación técnica.

Por lo anterior afirman que completar la migración de estaciones de AM a FM y dar el plazo para la implementación de la radio digital son pasos que el órgano regulador debería tomar en cuenta antes de otorgar más concesiones en las plazas que están sobre ofertadas.

"Más que saturar al mercado, la necesidad actual de la industria es implementar una política integral del espectro, que de orden al mercado, que complete la migración de frecuencias, que erradique la competencia desleal y fomente el impulso a la radio digital".